biosferadigital
ANÁLISIS

Viviendas excluidas en Arrecife, 500 familias esperan respuesta

Fotos de J.L. Carrasco
biosferadigital 19/11/2016
Al menos 500 viviendas carecen de licencia en Arrecife, según un censo realizado hace bastantes años. Han de vivir bajo la amenaza de la clandestinidad a pesar de que, en su mayor parte, tienen todos los servicios exigidos por ley, accesos rodados y pagan impuestos. Quinientas familias están cansadas de falsas promesas y exigen una solución.
 
Dentro de este grupo hay viviendas que se localizan fuera de la trama urbana, en suelo rústico. Es el caso del Diseminado del camino de Güime, el Diseminado de Argana Alta o el conjunto vecinal de Las Vírgenes, en Argana Alta. Pero también hay casos difíciles de entender, ya que se encuentran dentro de la ciudad. Por eso, resulta incomprensible que haya viviendas que se considera que no forman parte de la ciudad, en el mismo el barrio de Altavista, como es la zona de las calles Guipúzcoa, Rioja, Álava y Victoria. O las viviendas situadas en la barriada de Tenorio, entre las calles Bilbao y San Sebastián.
 
“Estamos ante viviendas autoconstruidas y crecederas porque cuentan con todos los servicios mínimos exigidos por ley”
 
Aprovechando la redacción del nuevo Plan General de Arrecife, estos vecinos afectados se han puesto en pie y reclaman que se regularice la situación de sus viviendas, ya que llevan décadas contando con todos los servicios urbanos y pagando sus impuestos al Ayuntamiento. La mayoría de estas viviendas llevan construidas más de 25 años, y algunas cuentan con licencia, por lo que todas ellas se deben incluir como suelo urbano.
 
Estamos ante residencias autoconstruidas y crecederas porque disponen de todos los servicios mínimos exigidos por ley, como abastecimiento domiciliario de agua o aljibe, suministro de electricidad a pie de parcela, alcantarillado o fosa séptica y acceso rodado, esté o no asfaltado. Por otro lado, los hogares cuentan con las condiciones adecuadas de aireación, aislamiento, iluminación y aquellas otras que garantizan la higiene y la habitabilidad. Están más que consolidadas, vaya.
 
“En estos momentos se está revisando tanto el Plan General como el Plan Insular, por lo que la oportunidad es única para resolver este viejo problema”
 
¿A quién corresponde resolver esta situación? El Plan General de Arrecife es el competente, al menos para aquellas viviendas que se encuentran dentro de los límites de la ciudad. La regularización de las que están fuera de esos límites corresponde al Plan Insular de Ordenación de Lanzarote, al tratarse de suelos rústicos. Da la casualidad de que en estos momentos se está revisando tanto el Plan General de Arrecife (por parte del Ayuntamiento) como el Plan Insular (por parte del Cabildo), por lo que la oportunidad es única para resolver de una vez este viejo problema.
 
La tarea no parece difícil. Ni tampoco parece complicada la respuesta para el Diseminado del camino de Güime, el Diseminado de Argana Alta o el conjunto vecinal de Las Vírgenes, en Argana Alta, siempre y cuando el Ayuntamiento y el Cabildo enfoquen bien el problema y busquen las soluciones de manera conjunta.

Añadir nuevo comentario