biosferadigital
DÍA DE LA ASISTENCIA HUMANITARIA

Respiro en Calor y Café tras meses de lleno absoluto: 'Estuvimos desbordados'

biosferadigital 21/8/2021

La crisis sanitaria y económica derivada de la COVID-19 ha provocado que muchas personas, familias y empresas se quedasen en una situación de vulnerabilidad. Ante esto, una vez más, Sor Ana y todos los voluntarios y voluntarias de la ONG Calor y Café han demostrado su solidaridad y compromiso social con Lanzarote.

La presidenta de Calor y Café cuenta en el Magazine del Verano, por el Día de la Asistencia Humanitaria, que se ha enfrentado a situaciones muy complicadas, de lleno absoluto, durante muchos meses de esta pandemia, De hecho, su fundadora reconoce haberse sentido desbordada en algún momento. No obstante, cuenta que "desde hace mes y medio las cosas han mejorado. Antes era una situación bastante agobiante, todos los días llamaban entre 6 y 8 familias nuevas pidiendo ayuda".

"Llegan diciendo que llevan meses aguantando y que ya no pueden más"

"Mensualmente atendemos entre 40 y 45 familias nuevas y repartimos entre 120 y 130 carros", cuenta, "ahora ha bajado la demanda, pero sigue habiendo mucha gente que necesita de este tipo de ayudas", añade. Toda esta crisis económica también ha afectado a aquellas empresas y particulares que realizan las donaciones. Aunque afortunadamente, Sor Ana reconoce que hay solidaridad de sobra en Lanzarote.

Respecto al papel de las instituciones, Sor Ana considera que "todos tienen derecho a tener vacaciones, pero debería de haber algún sustituto en esta época. Muchas familias tienen el problema de que su trabajadora social se ha ido de vacaciones, y esto hace que se retrasen más las ayudas. Las personas comen todos los días. Son cosas que no pueden esperar". No obstante, cuenta, "el papeleo es lento y complicado, se juntan muchas cosas". 

En cuanto a aquellos  que dan el primer paso y acuden a Calor y Café tras meses de apuro, Sor Ana informa que "es muy complicado, llegan diciendo que llevan meses aguantando, pero que ya no pueden más".

"Vienen muchos abuelos que están a cargo de sus nietos"

Con respecto a las ayudas, Sor Ana es aclara, "las ayudas suelen ser un respaldo que tienes en el bolsilo y que muchas veces hace que nos durmamos en los laureles y nos acomodemos sin trabajar. No es bueno vivir pensando cuánto nos corresponde por cada ayuda. De cara al Gobierno, traslada, "esas ayudan deben invertirse en empleo. Nuestra sociedad debe sentirse viva y útil. Es algo fundamental".

El perfil de persona que acude a Calor y Café es muy variado: "Vienen muchos abuelos que tienen la responsabilidad de cargar con sus nietos, porque su hija o hijo se ha marchado a la península porque aquí no había trabajo, por ejemplo. Y tienen que pagar alquiler, y matener a los pequeños con una pequeña pensión", explica.

Por último, Sor Ana cuenta que "hay gente que piensa que solo ayudamos a los de fuera". Una suposición, comenta, totalmente equivocada. "Nosotros pedimos el papeleo correspondiente a todo el mundo. Hay quien no vuelve a llamar, quizás porque no lo necesitaban realmente". Al respecto de esto último, Sor Ana pide empatía en esta época tan complicada donde tanta gente lo está pasando mal.

Añadir nuevo comentario