MAP
LUGARES

Playa de La Garita, las pasarelas no son para el verano

MAP 11/4/2019
La pasarela de la playa de La Garita  no estará terminada para el puente de Semana Santa. Quizá tampoco en verano. Como tantas cosas en esta isla, parece que las obras de rehabilitación de esta infraestructura marítima están afectadas por un mal de ojo. El proyecto cuenta con la autorización de Costas desde agosto pasado, pero su tramitación se ha empantanado en la Dirección General de Infraestructura Turística del Gobierno de Canarias. Este conjunto quedó seriamente dañado por el temporal que azotó la isla en febrero de 2015.
 
Costas autorizó las obras de rehabilitación el 9 de agosto de 2018
El 9 de agosto de 2018, Costas autorizaba las obras de rehabilitación del acceso peatonal y acondicionamiento del solárium de la playa de La Garita. No obstante, la autorización introdujo una serie de modificaciones en el proyecto original, que afectarán a los pilares de la estructura de la pasarela y al nuevo mirador. La pasarela, finalmente, será sustituida por completo por  razones de seguridad y la infraestructura incluirá la presencia de un mirador semicircular, a mitad del mismo, con varios bancos y zonas de sombra.
 
En aquel momento, se esperaba que esta infraestructura volvería a estar operativa para el puente de Semana Santa de este año, una vez que la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias contrató el proyecto técnico de las obras de la pasarela, la isla artificial y el solárium de la playa de La Garita, que supondrá una inversión de 400.000 euros. Por tanto, se pospone el anhelo del Ayuntamiento de Haría de conseguir el galardón de Bandera Azul para esta playa.
 
El proyecto, finalmente, contempla la sustitución total de la pasarela
El proyecto, finalmente, contempla la sustitución total de la pasarela. Asimismo, se recubrirá la isleta con un pavimento antideslizante para mejorar la seguridad de bañistas y viandantes.  Por otro lado, a la altura de la mitad del paseo se pretende construir un solárium de forma semicircular con apertura hacia el mar a ambos lados, a modo de mirador, y se instalarán bancos con sombra.
 
El puente y la isla artificial de la playa de La Garita es una instalación exitosa, por respetuosa, que, sin embargo, apenas se ha repetido en la isla. Todo empezó en enero de 1990, cuando el entonces delegado insular del Gobierno, Agustín Torres, anunciaba un proyecto de Costas de regeneración y mejora de la playa, por importe de 119 millones de pesetas (720.000 euros). Las obras se inician en 1992, originando cierta polémica por su diseño vanguardista, y se inauguran en mayo de 1993. Consistían en un paseo marítimo, zona de aparcamiento en tierra batida, un quiosco, balneario en un edificio semienterrado y muelle-pasarela que desemboca en un islote artificial para recreo de los bañistas.
Las obras fueron diseñadas por los arquitectos Hernández Gómez y Suárez Linares
 
Las obras ejecutadas en esta ensenada fueron diseñadas y dirigidas por los arquitectos Carlos J. Hernández Gómez y Antonio Suárez Linares, y ascendieron finalmente a 150 millones de pesetas (900.000 euros). Según Suárez Linares, la ordeación de la costa de Arrieta pretendía conseguir un doble objetivo, “de una parte, potenciar y facilitar el uso de la playa, tan escasas en el área y, de otra, defender la zona marítima-litoral de los atentados urbanísticos”. También añadió que “las obras no pretenden llamar la atención sobre sí mismas, más bien al contrario, pretenden pasar desapercibidas y fundirse con el entorno natural”.
 
Carlos J. Hernández Gómez y Antonio Suárez Linares también son los autores del proyecto 'Restitución del dominio público y rehabilitación de la Caleta Guatiza, Teguise', por el que obtuvieron una Mención en la VIª Edición de los Premios Oráa y Arcocha, 1992-1993. Este galardón de carácter bienal distingue las mejores obras arquitectónicas acabadas en Canarias durante los dos años anteriores a la concesión del premio.

2 Comentarios

Tenganlo en cuenta,ciudadanos de Haria ,el dia de ir a votar.
La isleta de hormigón que se construyo, si bien tuvo enormes críticas en sus comienzos, ha supuesto la recuperación de una zona de la playa que, la mayor parte del año, estaba cubierta de piedras. Después de su construcción, la arena cubre esa zona. Es una pena que todo en esta isla se ejecute con tanta lentitud.

Añadir nuevo comentario