MAP
Aves acuáticas costeras

Marina de Arrecife, un paraíso para las aves

MAP 31/3/2018
La atracción que ejerce la zona de ocio del Charco de San Ginés sobre la población tiene otros efectos beneficiosos, además de pasar un rato agradable en buena compañía y en un entorno con encanto. En sus idas y venidas, muchas personas se detienen a observar las aves que, a menudo, corretean por las orillas a marea vacía. En la marina de Arrecife se han observado un total de 94 especies de aves. Lógico, están en el paraíso. La ciudad cuenta con la mejor zona costera de Canarias para la observación de especies migratorias.
 
La marina de Arrecife. Aves acuáticas costeras es un folleto divulgativo realizado por Rubén Ramírez Cañada y editado por el Ayuntamiento. Versa sobre el litoral de la ciudad, que está formado por un conjunto de islotes, bajas, grandes charcos, playas y lagunas interiores que constituyen un espacio único en el Archipiélago. Este singular espacio alberga una gran biodiversidad marina, pero también proporciona refugio y alimento a muchas especies de aves.
 
En la marina de Arrecife se han observado casi cien especies de aves
En la marina de Arrecife se han observado casi cien especies de aves. Son muchísimas, tratándose del litoral costero de una ciudad de 60.000 habitantes. En el último censo realizado en 2010-11 se detectaron treinta y tres especies, de las cuales veintidós eran aves acuáticas costeras. Se trata sobre todo de especies invernantes o de paso en el Archipiélago, excepto el chorlitejo patinegro, que cuenta con ejemplares nidificantes en la zona, además de los procedentes de otros lugares. Sin embargo, ya no se observa el ejemplar de águila pescadora o guincho que, a mediados de los años ochenta del siglo XX, se daba una vuelta por el Charco a la hora del té. Seguramente arrancó para Alegranza…
 
Los grupos de aves mejor representados en la marina son las limícolas y las gaviotas. Algunas limícolas han llegado a suponer casi el 30 por ciento de las aves contabilizadas, como el chorlitejo grande, el chorlitejo patinegro y el chorlito gris. Todas las aves observadas se distribuyen por el Charco de San Ginés, el Islote del Francés, el Islote de la Fermina, la Baja de Juan Rejón, las inmediaciones del castillo de San Gabriel, el viejo muelle comercial, la playa del Reducto… Otras especias habituales son la garza real, el correlimos tridáctilo, la garceta común, el andarríos chico, el vuelvepiedras o el zarapito trinador.
 
 
La principal amenaza para las aves son las molestias ocasionadas por las personas
Para estas aves, no resulta fácil la convivencia con los seres humanos en los espacios urbanos. La principal amenaza para ellas son las molestias ocasionadas por las personas, sobre todo aquellas con perros sueltos. Pero también los vertidos de basura, la depredación por mamíferos como ratas o gatos, la destrucción y alteración del hábitat y la colisión por deslumbramiento de coches y farolas.
 
Hay otra interesante publicación, de la Reserva de la Biosfera de Lanzarote, que consiste en una postal informativa denominada Descubre las aves de Lanzarote. En ella se describen los distintos lugares de interés ornitológico de la isla. Contiene dibujos de las especies que se pueden encontrar, así como una ficha para iniciarse en la observación de aves y un listado de buenas prácticas de comportamiento al desarrollar esta actividad. 
 
Algunas de las especies de aves observadas en el litoral de la ciudad cuentan con protección a escala regional, estatal o internacional. Destaca el chorlitejo patinegro, catalogado como vulnerable en todo el país. Cuentan también con alguna categoría de protección la garceta común, el ostrero euroasiático, el zarapito real, la espátula, el charrán patinegro y el archibebe común.
Aves urbanitas, cómo protegerlas
Entre las medidas de conservación y gestión de las aves que viven o frecuentan la marina de Arrecife, el folleto divulgativo contempla, en primer lugar, la protección legal del espacio, por ejemplo declarándolo Sitio de Interés Científico, que es la categoría más relajada que recoge la Ley canaria de Espacios Naturales.
 
También se propone informar a la población ubicando paneles divulgativos en el litoral y la creación de zonas de exclusión para aves, especialmente para aquellas que presenten zonas de nidificación. El control de acceso de visitantes e intensificar la vigilancia también serían recomendables. No hay que perder de vista las campañas de control de poblaciones de mamíferos introducidos y las de conservación y concienciación, y dirigidas no sólo hacia la población escolar.

2 Comentarios

QUE NO PASE COMO CON EL PARQUE. AHORA NO HAY PARQUE NI AVES, TODO HA SIDO TRASLADADO A LA CALLE REAL, INCLUSO LAS AVES DE RAPIÑA QUE NO SE TRASLADARON FUERON A PARAR AL CABILDO NUEVO.
La verdad es que el litoral de Arrecife es fantástico para observar aves y pasar un rato agradable, sobre todo a marea vacía. No me explico cómo han aguantado tanto con el desastre que somos las personas.

Añadir nuevo comentario