Ernesto Cedrés

Ley canaria de Cambio Climático

20/8/2020
El otro día supimos que el Gobierno de Canarias ya cuenta con un borrador de la futura Ley de Cambio Climático, un ambicioso texto normativo que pretende situar al Archipiélago a la vanguardia en materias de gestión medioambiental en el Estado y que se fija objetivos ambiciosos, como sería la descarbonización de las Islas en 2040. A la vuelta de la esquina, como quien dice.
 
Tras la Declaración de la Emergencia Climática, firmada a finales de agosto de 2019, este borrador de Ley de Cambio Climático, que ya ha iniciado su fase administrativa y se ha trasladado a los miembros del Gobierno y a los partidos políticos con representación en el Parlamento, supondrá un cambio de modelo y establecerá obligaciones a todos los niveles, tanto a los sectores privados como públicos. 
 
Entre otras iniciativas, fijará objetivos a corto plazo para las administraciones públicas y pautas concretas para todos los sectores de Canarias, siempre en sintonía con las directrices que marca la Ley estatal de Cambio Climático. Así, contempla medidas específicas para ámbitos como el turismo, el transporte, la agricultura, la sanidad o la seguridad, siempre desde un principio de gobernanza de cooperación entre todas las administraciones. 
 
Esta Ley también contempla la creación de órganos de gestión y de coordinación que garanticen su desarrollo, como es el caso de la Agencia de Cambio Climático. El Gobierno canario ha anunciado que iniciará en el mes de octubre los trabajos de la Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural de Canarias y, a finales de año, hará lo propio con la reforma de la denostada Ley del Suelo impuesta por los partidos conservadores del Archipiélago en la pasada legislatura. 

Añadir nuevo comentario