biosferadigital
LUGARES | Nueva normalidad

La marina se ha convertido en el refugio de los arrecifeños

biosferadigital 29/7/2020
La marina de Arrecife se ha convertido en el refugio de los arrecifeños desde que comenzó el desconfinamiento, una tendencia que ha ido a más, sobre todo en El Charco de San Ginés, y mientras se prolongan los ERTE que afectan a miles de trabajadores. Parece que así seguirá cuando está a punto de comenzar el mes de agosto y con el turismo procedente del Reino Unido en veremos, tras la imposición por parte del Gobierno británico de una cuarentena a los viajeros que regresen al país. La decisión del Ejecutivo de Boris Johnson de desaconsejar viajar a Canarias ha provocado que algunas aerolíneas dejen de volar temporalmente a las Islas.
No existe en Canarias otro lugar con una riqueza siquiera parecida al litoral arrecifeño
 
Casi sin presencia de turistas, las aceras que recorren la marina de Arrecife están siendo ocupadas ahora por los residentes. Esta franja marítima tiene la categoría de un espacio natural protegido a pesar de que se trata de un territorio urbano y muy humanizado. Alberga especímenes y poblaciones animales y vegetales amenazadas de extinción o merecedoras de medidas de conservación, y no existe en Canarias otro lugar con una riqueza siquiera parecida al litoral arrecifeño en comunidades de organismos que viven en los fondos acuáticos intermareales y submareales. Y ello sin desdeñar su alto valor paisajístico y cultural. 
 
En la marina de la ciudad concurren condiciones ideales para que la población la pasee y la contemple, y es el equivalente a un pulmón verde en el centro de cualquier gran ciudad. Al abrigo de sus islotes, en este litoral se asientan comunidades muy singulares, con especies animales y vegetales de gran interés científico y ecológico. La marina, por otra parte, desempeña un destacado rol de cara al desarrollo de las primeras fases de vida de multitud de especies de importancia pesquera y marisquera, al erigirse en una relevante zona de cría y alevinaje de peces, moluscos y crustáceos. A la vez, es una zona de alimentación de otras especies de peces y aves.
El único lugar del Archipiélago donde existe la fanerógama marina ‘Zostera noltii’
 
Poderosas razones científicas aconsejan proceder con sumo cuidado en algunos lugares de la marina. En esta franja costera sobresale que es el único lugar del Archipiélago donde existe la fanerógama marina Zostera noltii. También quedan restos de sebadales o praderas de la fanerógama marina Cymodocea nodosa. Este espacio es de gran valor científico, a pesar del fuerte proceso de deterioro al que ha estado sujeto en las últimas décadas. Baste indicar que las praderas de Zostera noltii descendieron desde un 75% en 1987 hasta un 5% en 1996, o que la mayor parte de invertebrados de hábitats intermareales y submareales recogidos en el borrador del Catálogo Canario de Especies Amenazadas se encuentran en la marina de la ciudad.  
 
Acerca de la biodiversidad en esta zona es especialmente ilustrativo el libro Flora y vegetación marina de Arrecife de Lanzarote, publicado en 1996 por la Fundación César Manrique. Este trabajo certifica la presencia de 208 especies de algas y plantas marinas, algunas de ellas endémicas, cifra que equivale al 38,2% de la flora bentónica canaria. Por otro lado, la riqueza de este ecosistema ejerce una fuerte atracción sobre gran cantidad de aves que aquí buscan su alimento o lo usan como lugar de descanso y avituallamiento, si se trata de aves migratorias. Entre todas ellas, la garza real, el ostrero, la cigueñela, diversas especies de chorlitejo, el vuelvepiedras, diversas especies de correlimos o el zarapito trinador, entre otros, sin olvidar el águila pescadora o guincho. Todas estas aves se encuentran catalogadas como de Interés Especial en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Añadir nuevo comentario