biosferadigital
SOCIEDAD

La emotiva historia de Ulises y Gloria, una dura lucha para que no le quiten a su niño de acogida

biosferadigital 29/4/2021
Tres hijos biológicos y uno más en acogida. Este último pequeño, que llegó a manos de este matrimonio con apenas dos meses de vida, está a punto de cumplir tres años. Hoy, la pareja que encuentra en una constante lucha para que le concedan la llamada acogida permanente. Sus padres biológicos no pueden hacerse cargo de él, y el Gobierno de Canarias pretende poner al pequeño en adopción.
 
Es la historia de Gloria Molina y su marido, Ulises Montesdeoca. Afincados en Lanzarote, este matrimonio decidió hace dos años entrar a formar parte de un programa de acogida de niños. Un acto que les puso en el camino de un pequeño de tan solo dos meses. En su día, la Dirección General de Protección de la Infancia y la Familia del Gobierno de Canarias, decretó el desamparo y asumió la tutela del menor. Lo que en principio iban a ser unos pocos meses, se ha convertido ya en más de dos años en los que esta pareja ha tenido al pequeño como un hijo más. Hace unos meses, la madre biológica cae enferma y este proceso se alarga.
 
"No se trata de un capricho de ser padres, sino buscar al niño un entorno familiar adecuado"
 
El régimen de acogida temporal tiene una duración de dos años. Un periodo en el cual los padres biológicos no pierden el contacto con el menor. De hecho, Ulises nos cuenta que en su caso concreto, el pequeño ha sido visitado en muchas ocasiones por su madre, siempre bajo supervisión de la Dirección, y jamás han querido que pierdan la relación.
 
Una vez concluido estos dos años, Gloria y Ulises se han enfrentado a un duro dictamen, el del paso del menor a situación de adopción. Antes de que llegara ese día, el matrimonio solicitó a la Dirección General de Protección de la Infancia y la Familia de la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivenda del Gobierno de Canarias el paso a la situación de acogida permanente. Ambos argumentaron que no se trata de velar por el interés o capricho de los adultos de ser padres, sino buscar al niño un entorno familiar adecuado, que asegure su desarrollo en las mejores condiciones; además todo ello, sin perder el contacto y el conocimiento de su familia biológica.
 
Una concentración a las 18:00 horas, en el Parque de las Bolas, en Arrecife
 
Ambos insistiendo siempre en la necesidad de evitar una nueva ruptura familiar al menor, Gloria y Ulises aclaran que toda esta decisión de pedir la acogida permanente va acompañada del consentimiento de la madre biológica. La respuesta de la administración, sin embargo, ha sido negativa. Por encima de esto, Gloria y Ulises han querido dejar claro que lucharán hasta el final. 
 
Ulises nos cuenta, emocionado, que desde diciembre del 2020 se han pedido hasta tres órdenes judiciales distintas para ir hasta su casa a llevarse al niño, cosa que finalmente nunca han conseguido porque no ha habido ninguna sentencia que lo permita. De hecho, el padre de acogida nos informa que la última que han pedido la han recurrido, argumentando que “al niño se lo tienen que llevar”. El único fin, según exponen sus padres de acogida, es trasladarlo al centro de menores de Tinajo hasta que todo se resuelva, cosa que, aseguran, no van a permitir.
 
Los padres de acogida solicitan que sea un juez de menores quien dictamine el futuro del niño y no un técnico, basándose simplemente en un informe. Pendientes actualmente del enjuiciamiento y resolución de los presentes autos, falta la solución judicial sobre el fondo del asunto, esto es, que es mejor para el menor, si la adopción, como pretende la administración, o un acogimiento permanente con Ulises y Gloria.
 
El matrimonio ha decidido convocar este viernes una concentración a las 18:00 horas, en el Parque de las Bolas, en Arrecife, "por el interés superior del menor" y "por la protección efectiva de todos sus derechos".

3 Comentarios

No me explico el motivo por el que el gobierno se involucre en esto temas si los padres no pueden y el niño ya lleva tiempo con otros señores los cuales atienden bien al niño y el mismo se siente bien con ellos. Que buscan hacerse notar porque no saben hacer otra cosa y quieren justificar lo que cobran? Por favor no busquen las tres patas al gatos y concedan a estos padres la custodia, que si el niño se siente feliz que más quieren?
Las autoridades competentes que supervise la custodia por esta familia y le apoyen incluso económicamente si el trato es positivo.
Siempre haciendo las cosas...con...el... Por que ha de irse el niño con extraños??? aaaaaahhh, si...verdad...siempre actúan en beneficio del menor!!!! Que pena de País!!!

Añadir nuevo comentario