Paola DV
CRISIS SANITARIA

Coronavirus: brotes verdes entre tanto mensaje apocalíptico

Paola DV 23/3/2020

Ante la situación ocasionada por el COVID-19, la sociedad vive con miedo y parece que nada bueno puede sacarse de esta situación. Pero como todo, esto también tiene su doble cara, y hay algunas reflexiones que se han generado y que nos pueden ayudar a hacer más llevadera toda esta crisis.

Aunque no lo sepamos, o no queramos verlo, el coronavirus nos va a hacer más fuertes en muchos aspectos, como ocurrió con la crisis financiera de 2008. A pesar de que nos toca vivir un confinamiento largo e impredecible, de días encerrados en casa, también hay que buscar el lado positivo de las cosas.

Lo cierto es que tantos días en cuarentena dan para mucha reflexión. Por eso, a pesar de la indudable preocupación que tenemos todos, también hay lecciones que sirven de aprendizaje.

Nuevos sistemas de conciliación familiar y laboral

Nadie duda de la complicada situación, especialmente económica, a la que nos tocará enfrentarnos cuando termine todo este calvario. Sin embargo, se ha salido de cosas peores. Y cuando digo peores, hablo de levantar un país después de una guerra, por ejemplo. Todo esto queda ahora en un segundo plano, lo primero, la salud de las personas.

El coronavirus ha obligado a cerrar países y ha colapsado la economía, pero la contaminación ha bajado considerablemente. Por otra parte, esta situación ha dado como resultado la práctica de nuevos sistemas de conciliación familiar y laboral. Además, el virus nos obliga a cerrar escuelas y nos fuerza a buscar soluciones alternativas, nos obliga a volver a ser familia.

Teniendo en cuenta las medidas de higiene, un gesto tan obvio como lavarse las manos a menudo y de la forma correcta no solo evita los contagios de COVID-19, sino de otro tipo de virus y bacterias perjudiciales para la salud.

Otras dos aspectos, la conciencia social y los efectos solidarios

En esta etapa hemos aprendido a valorar y disfrutar de cosas sencillas, que nos aportan bienestar, y que normalmente no tenemos en cuenta. Y sobre todo, y muy importante, por triste que parezca, ha tenido que llegar una situación así para aprender a valorar el trabajo de sanitarios, investigadores, cuerpos de seguridad y emergencia y demás cargos encargados de facilitarnos la vida. Dos aspectos que hacen alusión a la conciencia social que hemos adquirido, y los efectos solidarios que demuestran la bondad del ser humano. 

Y también hay titulares positivos. El tiempo libre por la cuarentena, y la situación, ha hecho que todo el mundo esté constantemente pendiente de los medios de comunicación. Y aunque mayoritariamente te fijes en lo negativo, también queda sitio para publicaciones bonitas.

Desde la página vamosaganar.es, van recopilando noticias que reflejan únicamente las cosas positivas que ha traído consigo el coronavirus. “Entrenadores, profesores, peluqueros o psicólogos. Así es la economía solidaria que ha creado el coronavirus”; “Centros de investigación de Asturias inician la fabricación en impresión 3D de viseras y gafas para personal sanitario”; “De producir neveras a respiradores: Fabricaremos todo lo que la Sanidad necesite, cómo no hacerlo”; “El campo no para: Garantizamos que la gente pueda comer”.

Y así muchas más. Una oleada de informaciones que también deben calar en la sociedad y con la que debemos frenar, no solo el virus, sino también la paranoia. 

Añadir nuevo comentario