biosferadigital
En 2017 conmemoró el 50 aniversario de su fundación

Cabrera Medina elegida la mejor empresa familiar de Canarias

Foto: La Opinión de Tenerife.
biosferadigital 11/5/2018
El Grupo Cabrera Medina ha sido distinguido como la mejor empresa familiar de Canarias 2018. El reconocimiento lo otorga la Asociación de la Empresa Familiar Canarias y fue entregado el pasado jueves por la noche por el presidente del Gobierno de Canarias en la sede de la Presidencia, en Santa cruz de Tenerife. En representación del grupo empresarial lanzaroteño estaban presentes en el acto Mamerto y Ángeles Cabrera Cabrera.
 
Con este galardón se reconoce así la labor que inició don Mamerto Cabrera Medina con cinco coches de alquiler y un pequeño garaje situado en la calle Cuba de Arrecife, y que  hoy cuenta con una flota de 12.000 vehículos y genera unos 1.500 empleos. Este dato resume el portentoso y sólido crecimiento del grupo empresarial Cabrera Medina, que en 2017 conmemoró el 50 aniversario de su fundación. 
 
Su división de alquiler de coches es la más importante del sector en toda Canarias, y además es la  única firma lanzaroteña con presencia en las siete islas. Estas circunstancias, unidas a la gran calidad de su servicio, la han hecho merecedora de numerosos premios, entre los que sobresale la Medalla de Oro de Canarias, obtenida por CICAR en 2014. Esta condecoración la otorga el Gobierno autónomo como reconocimiento a las personas físicas o jurídicas que desempeñen su quehacer diario o su existencia en beneficio de la sociedad canaria.
 
El nacimiento del grupo fue fruto del azar. Don Mamerto Cabrera Medina no tenía ningún vínculo con los coches. Tan solo era uno de los muchos carpinteros que había en la isla, un oficio que le apasionaba y al que dedicaba muchas horas al día. Inesperadamente, la vida de don Mamerto y su familia da un giro inesperado.
 
La historia de la empresa arranca en 1967. Ese año, don Mamerto y su señora, doña Nieves Cabrera Camejo, deciden cerrar la carpintería que poseían en un pequeño garaje debido a un accidente sufrido por la menor de sus hijas. Dispuesto a buscar nuevos rumbos profesionales, el instinto emprendedor de don Mamerto le conduce hacia el alquiler de vehículos.
 
Por aquel entonces parecía una aventura muy arriesgada. Lanzarote era una isla sin recursos, con escasa población y una actividad turística testimonial, por lo que el alquiler vehículos no parecía a priori una actividad con mucho futuro. Tras desalojar la carpintería, ponen en marcha el nuevo negocio en la calle Cuba de Arrecife con sólo cinco vehículos. Jamás imaginaron que la empresa lograría desarrollarse hasta alcanzar las cotas actuales.
 
Don Mamerto se ocupa personalmente del lavado, revisado, puesta a punto y reparación de los vehículos. Sus esfuerzos se centran en atender las necesidades de un turismo que, en aquella época, iniciaba su despegue. Los comienzos fueron muy duros, pero don Mamerto no dejó de creer en el proyecto, para lo que siempre contó con el apoyo inestimable de su esposa y de sus cuatro hijos, Nieves, Pedro, Mamerto y Ángeles, quienes se fueron incorporando poco a poco a la empresa.
 
La compañía pasa a ocupar el primer  puesto entre las empresas del sector en la isla, siendo en 1986 cuando se constituye como grupo familiar, bajo las siglas de Autos Cabrera Medina. Ese mismo año se traslada a una nave situada en el Parque Comercial e Industrial de Playa Honda, y que en la actualidad constituye la sede central del grupo. Hoy dispone de unos 70.000 metros cuadrados de superficie distribuidos en exposiciones, talleres, áreas de servicio y zonas de administración, un mundo creado por y para el automóvil.
 
El grupo adquiere CICAR en 1989, cuyo logotipo es una creación de César Manrique. A partir de ese momento, se expande y hoy cuenta con oficinas en todos los aeropuertos, puertos, núcleos turísticos y zonas estratégicas en las siete islas del Archipiélago.
 
Con cincuenta años de trayectoria, el grupo Cabrera Medina es el resultado del trabajo tenaz e ilusionado de una familia unida y del valioso grupo de profesionales que lo integran. El legado del fundador permanece intacto: seguridad y satisfacción del cliente, amabilidad, cercanía, sencillez y afán de superación.

Añadir nuevo comentario