biosferadigital
EFÉMERIDE

Aquella vez que se divisó un buque norteamericano desde la Batería del Río

USS Prairie.
biosferadigital 6/6/2020
Situado a casi 500 metros de altitud, el Mirador del Río es un lugar bien situado para contemplar el paisaje y hacer fotografías. Pero, históricamente, ha sido una excelente atalaya de observación y prevención al cubrir mucho espacio de tierra y, sobre todo, de mar. Esa fue la razón por la que en 1898 esta zona fue escogida y fortificada para instalar una unidad de tiro de artillería, compuesta por varias piezas y un grupo de artilleros al mando de un oficial. Pero, ¿A quién o a qué se temía? El miedo procedía de los Estados Unidos de América, que entonces era una emergente potencia mundial. 
Canarias ocupaba una posición importante ligada a las grandes rutas comerciales
 
A finales del siglo XIX, España y Estados Unidos entran en guerra por el control de Cuba, que era una colonia española en aquel momento. La crisis entre ambos países forma parte de una redistribución colonial a escala internacional y, al concluir, escribe el epitafio del viejo imperio español en América, que colapsa definitivamente. En los primeros momentos la guerra se libra en el Caribe, pero, de repente, empiezan a aparecer en la prensa noticias acerca de una posible invasión por parte de los Estados Unidos de puertos españoles situados en la costa atlántica y mediterránea. ¿Planes reales? ¿Guerra psicológica? 
 
Las Islas Canarias ocupaban una posición importante ligada a las grandes rutas comerciales, por lo que en aquél momento era un valioso enclave geoestratégico, así que la amenaza fue tomada muy en serio ¿Surgirá en el horizonte el contorno de un buque de guerra estadounidense? Se teme una posible invasión norteamericana, por lo que el Gobierno español decide militarizar y fortificar las Islas. En junio de 1898 se anuncia el establecimiento de palomares militares de palomas mensajeras, uno de ellos cerca de la Batería del Río. La cosa se puso seria, pero duró bien poco.
En 1902 fondea en el puerto de Arrecife el buque escuela norteamericano ‘Prairie’
 
En efecto, la silueta de un buque norteamericano apareció en el horizonte. Era un navío de la Armada, no estaba provisto de cañones y venía en son de paz. Se trataba del Prairie, un buque escuela de la marina, y el conflicto bélico entre España y los Estados Unidos de América por la posesión de Cuba había concluido cuatro años antes. La guerra fue un visto y no visto que duró muy poco, menos de cuatro meses, y, finalmente, en diciembre de 1898 se firma el Tratado de París por el que España cede Filipinas, Cuba, Guam, Puerto Rico, las Carolinas y Palaos. Al final, Cuba se independiza de España bajo supervisión estadounidense.
 
El día 6 de junio de 1902, hace hoy 118 años, fondea en el puerto de Arrecife el buque escuela norteamericano Prairie, según da cuenta Lanzarote, el semanario de noticias y de intereses generales de la época: “En la mañana del 6 del actual, fondeó en nuestro puerto el buque escuela de guerra americano Prairie, de 4.000 toneladas, al mando de su comandante Mr Pilburhy. Después de haber permanecido en estas aguas hasta el día 8, zarpó con destino a las islas Azores, no sin antes haber cumplimentado dicho comandante a las autoridades y cónsules de esta plaza, quienes le devolvieron la visita”.
Llamó la atención por sus dimensiones: más de 123 metros de eslora
 
En 1900, con el cambio de siglo, Arrecife tenía 3.488 habitantes y Lanzarote 18.331. El Prairie permaneció fondeado dos días en aguas de la capital, llamando la atención por sus dimensiones: más de 123 metros de eslora. Y también porque el este navío había participado en la guerra de Cuba. El buque fue adquirido por la Armada de los Estados Unidos unos días antes del comienzo de la contienda y sirvió en aguas cubanas entre julio y agosto de 1898, hasta el final de la guerra. En 1901 entró en servicio como buque escuela.

1 Comentarios

don aquilino pidio una base naval en el rio

Añadir nuevo comentario