biosferadigital
Pepinos de mar, una cara delicia gastronómica en Asia

Piscicultura en tierra: en Lanzarote no hay manera

biosferadigital 12/3/2018

Un interesante proyecto de piscifactoría en tierra se ha ido al traste en la isla. Papeleo y burocracia, vuelva usted mañana, que si el planeamiento no lo permite… Total, los poderes públicos han aburrido al promotor, especialmente la administración autonómica, por lo que se está planteando desarrollar la iniciativa en Portugal o en el Archipiélago de Cabo Verde. 

La idea es estupenda. Consiste en crear una piscifactoría en alguna de las muchas  salinas que existen en Lanzarote. Una piscifactoría es un establecimiento donde se practica la piscicultura, es decir, donde tiene lugar la  cría artificial de peces y mariscos. El promotor tiene en mente criar pepinos de mar, unos animales marinos de la clase Holothuroidea que pueden comerse frescos o secos en diversas recetas de cocina. La mayoría de las culturas del este y sureste asiático consideran al pepino de mar una delicia gastronómica.
 
Una oportunidad para revitalizar las salinas respetando su estructura
 
El problema de implantar una piscifactoría en unas salinas es que la mayoría están protegidas por sus valores culturales y/o medio ambientales. Por otro lado, el Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT), en vigor desde 1991, no contempla la posibilidad de instalar piscifactorías en tierra. Una pena. La revisión del PIOT comenzó a tramitarse en 2007 y, más de diez años después, todavía no cuenta ni con Aprobación Inicial.
 
El Servicio de Patrimonio del Cabildo Insular no puso trabas. Al contrario, ya que percibió el proyecto como una oportunidad para revitalizar las salinas respetando su estructura y su trazado. Al presidente del Cabildo le gustó la idea, mientras que el director insular del Territorio intentó ayudar y, hasta apreció su encaje con la nueva Ley del Suelo mediante su declaración como Proyecto de Interés Insular. Pero el Gobierno de Canarias se erigió en un obstáculo insalvable, a pesar de lo cual los promotores consiguieron en un tiempo récord que el Gobierno español incluyera el pepino de mar en la lista de especies comercializables.
 
Canarias tiene atascado el Plan Regional de Ordenación de la Acuicultura
 
Actualmente, se pescan más de sesenta especies de pepinos de mar en 70 países del mundo. Se exportan al continente asiático, donde se  paga entre 300 y 500 euros el kilogramo. Estas cifras  se disparan si el destinatario es el mercado chino. El pepino de mar es muy apreciado en China por sus propiedades vigorizantes.
 
Nuestro promotor tropezó con la Comunidad Autónoma canaria, que tiene atascado el Plan Regional de Ordenación de la Acuicultura (PROAC). Este se configura como el instrumento de ordenación de la actividad acuícola, contendrá la división del dominio público marítimo-terrestre por zonas, clasificadas en prohibidas, aptas y de interés, la localización de las explotaciones existentes, las especies prohibidas y de interés acuícola. El PROAC también deberá fijar, entre otras cuestiones, los tipos de establecimientos y las características técnicas de las mismas. Pero este Plan viene dando tumbos desde 2013.
 
La familia del promotor de la fallida piscifactoría procede de Lanzarote
 
La familia del promotor de la fallida piscifactoría procede de Lanzarote. Sus bisabuelos y sus abuelos se dedicaban a la pesca. De hecho, a sus antecesores de debe  el primer frigorífico que se instaló en Arrecife, el primero también en España. O la instalación, también en Arrecife, de una fábrica de hielo alimentada mediante agua salada. Total mucho hablar de desarrollo sostenible, de I+D+i o de diversificar la economía insular, pero a la hora de la verdad, todo queda en nada.
 
La investigadora europea más importante en pepinos de mar avala este proyecto. Dadas las circunstancias, además de Cabo Verde, Portugal ha mostrado interés en que se desarrolle en su territorio. Si se tratase de un parque eólico promovido por un amigote, ya estaría aprobado.

6 Comentarios

por lo que leo debe ser de la familia de d. aquilino
que desastre de isla. molinos si, piscifactorías no. manda carajo con esta isla que se la trae al pairo total porque no hay timón y por eso vamos proa al marisco donde para colmo no nos dejan mariscar
Lanzarote tiene que abrirse al mar como siempre estuvo.. llego a ser la isla mas industrializada de canarias y el "país" numero uno en exportación de conservas de pescado
Ver para creer
Pero no son los políticos los que siempre están hablando de I+D, innovación, medio ambiente, diversificación de la economía ??... una vergüenza. Parques eólicos ahora por lo que sabemos, hoteles y más hoteles es lo único que les interesa. Así nos va...
Lanzarote es hoy una isla que nunca acaba de despegar. Sin ánimo de proteger a nadie, una isla donde su población no alcanza los 170 mil habitantes, no se consigue el empuje necesario para un desarrollo deseado. Lo vemos en muchos casos, sobre todo en las medianas y pequeñas empresas. Uno de los casos más conocidos, como el transporte público, es un ejemplo claro de ello. Un hervidero de empresas que emergen al tiempo que otras sucumben, a la vez que las grandes superficies van calando en los espacios para acabar siendo lugares fantasmagóricos en muchas ocasiones. Queremos emular a las islas mayores, pasando por alto este dato fundamental que es la densidad demográfica. Pero no es la principal causa de la lentitud de las desordenadas acometidas que siempre provocan alguna polémica. Paradójicamente, cada vez parece más difícil agilizar los trámites necesarios para llevar a cabo los objetivos deseados, a pesar de llevar más de 40 años de democracia. Algo ha fallado y me temo que se ha perdido un poco el norte para llegar a lo que esta isla y sus herederos merecen por cuanto trabajo y esfuerzo entregaron otras generaciones pasadas. Es más: creo que Lanzarote pudo ser peor, pero también mucho más. Si no, comparen aquellos tiempos en que de la nada, se hicieron los Centros Turísticos y se instaló la primera potabilizadora...¿Hoy, con todo eso, qué no podríamos conseguir?.

Añadir nuevo comentario