MAP
PERFILES

Miguel Pereyra de Armas, otro lanzaroteño convertido en isla de memoria

MAP 11/1/2020
Tal día como hoy, un 11 de enero, pero hace casi dos siglos, veía la luz en Arrecife Miguel Pereyra de Armas (1841-1908), autor de Tipos de mi tierra. En esta obra literaria, el polifacético intelectual describe a una serie de personajes de la burguesía de Arrecife de finales del XIX. Este libro fue reeditado en 2002 por el Cabildo Insular con prólogo de José Ramón Betancort Mesa, autor asimismo de una biografía de Pereyra para la colección ‘Islas de memoria’ de la Fundación César Manrique (FCM), publicada en 2009.
 
Su biógrafo subraya la aportación de Miguel Pereyra al sentir progresista y liberal en las letras canarias
Miguel Pereyra de Armas es una figura bastante desconocida y, precisamente por este motivo, encaja a la perfección en ‘Islas de memoria’. Esta colección fue creada para rescatar la memoria de personajes o episodios de Lanzarote cuya aportación, desde distintos ámbitos de la cultura, de la ciencia, de la sociedad o la política, haya contribuido a construir el imaginario colectivo de la historia contemporánea de la isla. Por lo general, los objetos de estudio son prácticamente desconocidos por la comunidad actual, además de estar escasamente investigados. Pereyra es, en efecto, una auténtica isla de memoria. 
 
Su biógrafo, Pepe Betancort, subraya la aportación de Miguel Pereyra de Armas al sentir progresista y liberal en las letras canarias. Pereyra estableció su residencia en Tenerife, isla de procedencia de su padre, donde fue depositario del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y director de la Escuela Especial de Náutica de la misma ciudad, en la que ocupó la cátedra de matemáticas. Gran conocedor de la literatura y de la cultura de su época, ejerció como escritor, periodista, crítico teatral, traductor, profesor de francés, director académico, militar de carrera, funcionario público, colaborador de certámenes literarios, conferenciante y defensor de ideales liberales.
 
‘Tipos de mi tierra’ recibió críticas por parte de los sectores más reaccionarios de Tenerife
Sobre Tipos de mi tierra, señala Betancort que es una obra inscrita en la corriente regionalista canaria de la época, pero con aires naturalistas alejados del costumbrismo, un estilo que lamentablemente no logra seguidores en las Islas. Pereyra ofrece diez cuadros literarios en los que se revela como “un maestro del retrato psicológico de un grupo humano de una pequeña ciudad canaria del siglo XIX. Así, ante nosotros han desfilado desde el retrato nostálgico hasta el caricaturesco, pasando por el naturalista y, en ciertos momentos, hasta por el escatológico”, anota Pepe Betancort.
 
El prólogo de Tipos de mi tierra lo firma otro lanzaroteño Antonio Zerolo Herrera, afincado también en Tenerife como su hermano Elías. En palabras de Antonio Zerolo, los Tipos de mi tierra están "descritos admirablemente y marcados con el sello de la realidad". Cuenta Pepe Betancort que el libro fue recibido con toda una suerte de críticas por parte de los sectores más intransigentes de la prensa local y de los círculos católicos de Tenerife. “Recibió críticas tan obtusas y ciegas por parte de los representantes más rancios y obsoletos de la sociedad tinerfeña que le valieron los calificativos de obra inmoral o escándalo pornográfico, según vemos en los duros y continuados ataques a que se ve acosada la obra, el autor e, incluso, el propio prologuista”.

Añadir nuevo comentario