Top Secret, 16 de abril de 2018

Menores, drogas, prostitución

16/4/2018
Menores, drogas, prostitución
La noticia que este domingo saltaba al primer plano de los distintos soportes informativos es de las de pararse a reflexionar. Ocho personas han sido detenidas en Lanzarote. Se les acusa de suministrar drogas y explotar sexualmente a varias menores. Las chicas proceden de Centros de Menores. Dejando claro que si en este caso hay algún delincuente, probablemente éste, o estos, se hallen entre los que ya están en la cárcel y el resto de detenidos. Más allá de esta cuestión, nada menor, por otra parte, este suceso deja en el aire muchos interrogantes. Preguntas que la sociedad se hace  y que nosotros lanzamos y amplificamos, como es nuestra obligación. Las menores liberadas de la macabra rutina de drogas y puteros procedían de centros tutelados por el Gobierno de Canarias, según las informaciones facilitadas por la Policía Nacional. Este Cuerpo ha sido el que ha desmantelado esta mafia incautándose de una buena cantidad de dinero y drogas, además de otras “herramientas” utilizadas para hacer tan repugnante trabajo. Canarias tiene en torno a los 2.000 menores en situación de desamparo, según apuntó el pasado mes de febrero en Biosfera TV la directora general de Protección del Menor y la Familia del Ejecutivo Regional, la lanzaroteña Carmen Morales. Muchos de ellos residiendo en pisos tutelados. Otros en familias de acogida temporal. De su suerte responde el Gobierno de Canarias. De su desdicha también.
 
No son delincuentes
Los menores residentes en centros tutelados no son delincuentes, sino víctimas de una situación familiar en precario. Y los Centros de Menores no son prisiones, sino lugares en los que, como buenamente se puede, se trata de suplir las carencias afectivas y de toda índole que presentan los que aún no han cumplido 18 años. De ellos, y con permiso de monitores, se sale y se entra con relativa normalidad y bajo un estricto control. Pero conforme el menor va creciendo no siempre es fácil aplicar la disciplina que también nos cuesta a veces en nuestros propios hogares. Y sucede que en ocasiones salen, o se escapan, y vuelven demasiado tarde... o nunca. En estos casos existe un protocolo que habitualmente se activa con la denuncia ante la Policía Local que, salvo excepciones, siempre sabe dónde encontrar al menor fugado. La noticia que este domingo sorprendió a todos es realmente grave. De entrada nos hemos fijado en tres puntos: los delincuentes, las menores y sus tutores. Queda un cuarto lado no menos importante: los puteros. Un caso muy similar al que nos ocupa, conocido como '18 lovas' , sacudió los cimientos de “respetables” miembros de la sociedad grancanaria. ¿Ocurrirá algo parecido en Lanzarote?
 
Los cachorros peperos
Recientemente en las juventudes del Partido Popular de Lanzarote, que responden al nombre de Nuevas Generaciones, se vivió con gran euforia la designación de su nueva responsable. Su elección trajo a la isla al presidente nacional y al regional de las Nuevas Generaciones. Bien, pues lo siguiente que se ha sabido de este grupo de futuros concejales, ha sido una campaña de recogida de firmas para que en España no se derogue la Cadena Perpetua camuflada tras el eufemismo de Prisión Permanente Revisable. Para su puesta de largo en sociedad podían haber elegido entre un montón de opciones: echar una mano en Calor y Café, limpiar la playa de Famara, hacer de voluntarios en el Nutricross, quitar aulagas de los márgenes de las carreteras o vender limonada en el Mercadillo de Teguise. Pero no. Lo que hicieron este sábado fue instalar un puesto en la Calle Real para que la gente firmara en favor de la cadena perpetua. Toda una declaración de intenciones quién sabe si en imitación de jóvenes de otros lugares de España (que también lo hicieron) o porque también estos días han estado sueltos por la isla los de VOX, que disputa al PP un voto, digamos, un tanto derechosillo, con perdón por la palabra.

Añadir nuevo comentario