Top Secret, 9 de agosto de 2017

Los planes de Marcos

9/8/2017
El consejero de Política Territorial del Cabildo de Lanzarote, Marcos Bergaz, ha vuelvo a poner fecha para “el primer borrador del documento -de revisión- del Plan Insular de Ordenación del Territorio de Lanzarote (PIOL)”. Plan hay, desde 1991, pero necesita actualizarse. El plan de Bergaz es tenerlo “para el mes de septiembre u octubre”. Su plan consiste, asimismo, en “trabajar internamente en el grupo de gobierno, con las fuerzas de la oposición e ir construyendo el acuerdo político”. El siguiente paso sería aprobarlo inicialmente y sacarlo a información pública para que todos los agentes económicos y sociales presenten sus alegaciones. De aquí a allá, una de las cuestiones a dilucidar es la incidencia que la nueva Ley del Suelo, que entra en vigor el 1 de septiembre próximo, tendrá sobre los Planes Insulares.
 
El otro marrón que tiene Bergaz entre manos es el Plan Especial de La Geria. Tras ser anulado por la justicia, como era de esperar, debe redactarse un nuevo Plan Especial para este singular y valioso espacio natural. El consejero sabe que es un asunto caliente y complicado, porque alguien lo calentó y lo complicó, aunque confía en que se redacte uno mucho mejor y más completo que el anterior, que recoja todas los aspectos territoriales, naturales, económicos, sociales y culturales que conviven en La Geria. ¡Ah! Y sin fisuras legales que lo pongan en riesgo de nuevo ante la justicia.
 
Chinijo y Echedey 
El tercer gran instrumento que debe tramitar Bergaz es el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural del Archipiélago Chinijo, otra papa caliente que lleva lustros pendiente. Su gran problema es que implica a poblaciones enteras, como la residente en Caleta del Sebo y la Caleta de la Villa, a ayuntamientos, al Cabildo, flora y fauna, turistas, pescadores, conservacionistas, propietarios de casas y apartamentos, propietarios de vehículos en La Graciosa, aficionados a la caza furtiva de pardelas en los Islotes... Demasiados intereses y muy contrapuestos, pero ahí radica la belleza del desafío. Y, por si todo ello no fuera poco, Marcos reclamó el regreso de Leopoldo Díaz a la dirección de la Oficina del Plan Insular bajo su competencia, tras la sentencia judicial que dio la razón al funcionario y que señala que debe ser restituido en su puesto.
 
El plan de Marcos Bergaz con los tres grandes planes tropieza con el recelo que le tiene CC, un partido poco receptivo a convivir con el talento ajeno y a permitir el lucimiento de sus socios de gobierno. A Marcos lo consideran un adversario en lugar de un aliado y, por eso, no dudan en tratar de embridarlo o de señalarle como el responsable de todos los males del planeamiento insular, que ya están ellos para recoger la fruta madura. Así, el vicesecretario de Comunicación de CC, Echedey Eugenio, aprovechó que empezaba agosto para darle un viaje a Marcos al recordarle cuáles son las dimensiones del terreno de juego. Echedey lo invitó a abandonar Política Territorial si es incapaz de avanzar en el PIOL, el PRUG o La Geria sin Lepoldo Díaz. Marcos, que tiene tanta retranca o más que Echedey -y si no, que le pregunten al presidente del Cabildo-, le replicó que “no quisiera entretenerme más en responder a la copia del original”. El caso es que el área de Política Territorial y Medio Ambiente está manga por hombro en materia de personal, y así es imposible sacar adelante no ya los planes, sino los expedientes más sencillos.

Añadir nuevo comentario