MAP
TITERROY

Los Pinos, el parque de nunca jamás

Fotos: JL Carrasco.
MAP 9/1/2019

En el mismo momento en que el barrio de los harianos se llamó Altavista, la barriada de Titerroygatra pasó a denominarse Santa Coloma. Fue en el verano de 1961. Pocos meses después, con el nuevo año, comenzó la plantación de unos trescientos pinos marinos y otros arbustos en Santa Coloma por parte de los operarios municipales. En el extrarradio se comenzó a hacer lo mismo, y con idénticos ejemplares, que poco tiempo antes en algunas calles céntricas de la ciudad, como La Marina o La Plazuela. En torno a 1967 se creó el parque y que ha tenido varios nombres oficiales, Titerroy y Félix Rodríguez de la Fuente, aunque en el imaginario colectivo ha sido, es y seguirá siendo el parque de los Pinos.

Durante años fue el patio de recreo de personas afectadas por toxicomanías

El conjunto del barrio se recuperó del primer golpe y volvió a denominarse Titerroy, pero el parque ha tenido una vida muy convulsa y azarosa, ya que durante largos años se erigió en el patio de recreo de personas afectadas por toxicomanías. A principios de 1996, el Cabildo Insular comenzó las obras de remodelación de este espacio descuidado y lleno de cristales rotos y jeringuillas. La idea era adecentarlo y devolverlo al uso cívico de la población, que había sido expulsada del recinto, habilitando áreas de descanso, un parque infantil y un circuito para hacer footing con diferentes aparatos para practicar ejercicios de gimnasia. El sistema de alumbrado, el de riego mediante un sistema de goteo subterráneo y la colocación de otro tipo de bocas de regadío para el cuidado de los árboles, centraron los trabajos.
 
El proyecto contemplaba unos mil metros cuadrados de pavimento y quinientos metros lineales de pared de piedra. De inmediato tropezaron con un grave problema: los árboles. Eran demasiados e invadían todo el espacio disponible en el parque. En lugar de talarlos, allí donde fueran un obstáculo para instalar los juegos infantiles o las pequeñas plazoletas con bancos para el descanso, se decidió conservar todos los ejemplares y replantarlos, con buen criterio para aquella década. El proyecto incluso preveía plantar nuevos árboles. La intervención rondó los treinta millones de euros.
 
Julián de León Tejera fue el último de una estirpe de cuidadores de parques
Durante muchos años, el parque de los Pinos se mantuvo gracias a los cuidados que le dispensaba Julián de León Tejera. Este jardinero municipal trabajó en este área recreativa desde su creación y hasta que se jubiló, recibiendo el reconocimiento del Consistorio por su trayectoria profesional años más tarde, en 2010. De León Tejera fue, quizá, el último de una estirpe de jardineros y cuidadores de los parques de la ciudad, cuya misión consistía, fundamentalmente, en impedir que los niños rompieran las plantas a base de balonazos y que los adolescentes los dañaran al trepar por sus copas y ramas.
 
El parque de los Pinos parecía condenado a no serlo nunca jamás, pues iba de la dejadez al abandono hasta el desastre final, pero no, parece que no. Parque, lo que se dice parque, el espacio que en una  población se dedica a praderas, jardines y arbolado con ornamentos diversos para el esparcimiento de sus habitantes, este de los Pinos es una rareza en Arrecife. Por su escasez. Y lo más raro: sus árboles han resistido más de medio siglo no ya al irrefrenable ímpetu infantil y juvenil, a veces vandálico, sino a las, en algunas ocasiones, bárbaras decisiones municipales. 

7 Comentarios

Al menos no a hacabado como el parque islas Canarias.
Acabarán cortando los árboles "por razones de seguridad", "por quejas vecinales" o por "condiciones de salubridad", aunque antes seguramente vendrá un político lumbreras a abrir zanjas cortando todas las raíces para instalar cualquier pijada. Luego en días de viento se caerá algún que otro árbol. Menos gasto para el ayuntamiento, a menos que el árbol se caiga encima de alguien y un informe técnico determine que la causa fué una mala práctica en la gestión del arbolado.
Creo que se equivoca llego a llamarse santacoloma ,por la colonización . Pero ahora nuevamente vuelve a llamarse titerroegatra . Un mbre real de la isla en la que avitamos . #TITEROEGATRA .
No hay ningún parque en condiciones. No conocía este parque y fui a verlo y me parece de verguenza como este ayuntamiento tiene ese espacio, que en otra citdad lo apreciarian como un lujo, en esas condiciones. ¿realmente este ayuntamiento se preocupa por la ciudad y vecindad?. Muchas calles de los barrios están limpias por que las vecinas barren. Cuando se adjudica a una empresa la limpieza de una ciudad ¿qué entra en su cometido? ¿cambiar los depositos?
El famoso y llamado Parque de Los Pinos en 10 años se ha reparado por parte del Ayuntamiento como una 20 veces reparaciones esporádica pero fuertes 10 veces seguro la fuente el riego pintar colocar muro lo he visto con mis ojos todo muy bonito y en menos de una semana los toxicomanos como quieras llamarlo lo termina rompiendo porque muchos de ellos no son tóxicos bueno
El parque de Los pinos lo que peor tiene son los niñatos porque no son adolescentes que ensucian tirando botellas de cerveza de alcohol es varias cagando en las esquinas del parque los vecinos que sacan a los perros y no lleva en su bolsita y lo recogen porque yo saco mis perros pero llevo mi bolsita y recojo las mierdas de ellos los padres que ven que los niños están rompiendo cosas y los dejan creo que se trata de civismo de educación que el ayuntamiento no arregla algunas cosas otras las arreglaría los 10 minutos están rotas tal vez si tuvieran si pusieran personal que por lo menos les llamará la atención o lo sancionará con multas a las personas que rompen el mobiliario público o que dejan basura o las cacas de sus perros y no las recogen tal vez la cosa cambiaría si es un parque muy bonito hace 6 años más o menos que has dejado de regarse frecuentemente se riega así un par de veces por año yo no sé si están esperando que se sequen las plantas por si solas o que las que todavía más o menos perduran es porque algunos vecinos las riegan para mantener el parque más o menos en condiciones de quién es la responsabilidad de todos nosotros de los que vemos que alguien está rompiendo y no decimos nada de que alguien está ensuciando y no decimos nada del ayuntamiento que no pone medidas para atajar estas conductas incivicas es responsabilidad de todos
y bastante se respetaban a los dos señores que cuidaban esos jardines que recuerdos la verdad gran esfuerzo de dichos señores para tener esa maravila los pìnos de titerroy

Añadir nuevo comentario