biosferadigital
CULTURA

Los mahos de Lanzarote y sus asombrosos conocimientos astronómicos

Fotos. Interior y portada: Ginés Díaz. Restantes: Agustín D. Pallarés Lasso.
biosferadigital 9/7/2019
En las últimas décadas, la protección, recuperación y puesta en uso del patrimonio prehistórico lanzaroteño se ha venido desenvolviendo entre impulsos y el vacío, y quizá por eso anda manga por hombro. De ahí que la designación de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial por parte de la Unesco sea una oportunidad para que la cultura de los mahos en la isla recupere la moral, que está muy decaída a causa de la falta de continuidad de las políticas públicas.
 
El hito grancanario que lleva la firma de Julio Cuenca abre la puerta a abordar en Lanzarote la puesta en valor de santuarios con funcionalidad astronómica, salvando todas las distancias. Y hay proyecto. En concreto, la creación del Parque Arqueológico ‘Santuario de la Montaña de Guenia’, que nace del descubrimiento en la isla de una serie de vestigios arqueológicos en superficie localizados en la Montaña de Guenia. La declaración de este Parque Arqueológico la promueve Agustín D. Pallarés Lasso desde hace varios años.
 
Auténticos observadores astronómicos prehistóricos
Los vestigios que ha descubierto Agustín D. Pallarés Lasso constan de grandes obras realizadas con una sorprendente pericia, y que se erigen en auténticos observadores astronómicos prehistóricos. Los vestigios han resultado ser espectaculares, y,  a su juicio, tienen un valor inmenso en el ámbito internacional y se encuadran en una faceta de la arqueología denominada Arqueo-astronomía.
 
La Arqueo-astronomía es el estudio del cómo las poblaciones del pasado entendieron el fenómeno del cielo, cómo usaron estos fenómenos y cuál fue el papel del cielo en sus culturas, en este caso la de los mahos o antiguos pobladores de Lanzarote. En los estudios previos realizados por Agustín, “ha quedado demostrado que los mahos poseían sorprendentes conocimientos astronómicos, como ha sido constatado por la historiografía, que nos ha transmitido la adoración que ejercían la población prehispánica de las Islas a los astros, sobre todo al sol y la luna”.
 
Adecuada protección de estos lugares y sus entornos
Agustín D. Pallarés Lasso propone investigar adecuadamente estos nuevos y espectaculares aportes al patrimonio prehistórico de la isla y de Canarias, para ponerlo en valor y establecer una sólida base para que la ciencia pueda estudiar e inventariar pormenorizadamente este conjunto desde un enfoque interdisciplinar. Quizá ahora surja la oportunidad. Además, considera que debe garantizarse la adecuada protección de estos lugares y sus entornos, mediante su inclusión en la Carta Arqueológica de Lanzarote. 
 
Los conocimientos astronómicos eran utilizados, al parecer, por los antiguos pobladores de Lanzarote  para actividades de tipo cotidiano, como contar con calendarios agrícolas y ganaderos que les facilitaran el desarrollo de este tipo de actividades. Además, también eran utilizados con fines rituales y religiosos.
Sobre Agustín D. Pallarés Lasso
Agustín D. Pallarés Lasso es guía turístico, habilitado oficialmente con el carné número 19 de toda Canarias. Desde la infancia, ha tratado de acompañar y ayudar a su padre, Agustín Pallarés Padilla, investigador arqueológico de superficie e historiador, ya que ha publicado desde los años 70 gran cantidad de artículos especializados, declarado Hijo Adoptivo de Lanzarote en 2016.
 
Agustín padre inculcó en su hijo el inmenso valor de nuestro patrimonio, así como la educación del máximo respeto a todo lo que se encuentre en posibles yacimientos. La principal motivación de Agustín D. Pallarés Lasso es que estos lugares, al final, sean reconocidos como dignos de protección.

3 Comentarios

Como usted quiera, pero la cultura aborigen no ha interesado a nadie nunca, y no tenemos nada digno de una visita decente. Una pena.
De tal palo tal astilla, buen trabajo Agustín y ojalá lo veamos.
Excelente artículo, amigo Agustín, me apunto contigo cuando quieras a empujar por Cuenta. Por cierto, al comentarista 1, tenemos muchísimas cosas ahora hay que ponerlas en valor y somos muchos los interesados en nuestra cultura. Ojalá proyectos como Risco Caído nos saquen de nuestro alzheimer cultura inducido. A por Guenia.

Añadir nuevo comentario