Top Secret, 15 de abril de 2019

La entrevista

15/4/2019

La entrevista

Una entrevista ha irrumpido con fuerza en la previa del 100 cumpleaños de César Manrique. Lo que en ella se afirma, con una claridad y rotundidad ejemplares, debería bastar para finiquitar absurdos debates. Fernando Gómez Aguilera, el director de la Fundación César Manrique, no se prodiga en exceso en los medios de comunicación. Y puede que debiera hacerlo con mayor asiduidad. Bien es cierto que su papel no es ese, aun cumpliendo sobradamente el cometido, sino el de dirigir y coordinar, con incuestionable acierto, un equipo de hombres y mujeres que ha llevado a la Fundación que custodia el legado de César Manrique a ser, hoy por hoy, y desde hace mucho tiempo, la Institución que más y mejor prestigia a Lanzarote en el exterior. De lejos, la más respetada y, sin duda alguna, la que mantiene viva la llama de lo manriqueño. Y metan ahí lo que deban meter. Y si no lo saben, o no lo recuerdan, en el acta de creación de la FCM está clarito: “…conservar, estudiar y difundir la obra y el legado artístico de César Manrique; promover exposiciones, estudios e iniciativas que atiendan a las relaciones entre arte y naturaleza; desarrollar actividades que favorezcan tanto la conservación del medio natural como su transformación sostenible y la ordenación del territorio, en particular en Lanzarote y Canarias; y, promover la actividad intelectual, creativa y el pensamiento crítico.”

El agua

Antes de continuar quizá sea bueno recordar que la Fundación se crea en vida de César Manrique. Toda ella. No hay una FCM, creada por César, para conservar sus pinturas y murales y otra FCM, creada por sus amigos y colaboradores, más o menos peludos y barbudos, para despotricar si nos pasamos tres pueblos (o 20 hoteles ilegales) y perseguir al corrupto y al especulador. Hay una sola Fundación César Manrique, creada por César Manrique, con objetivos dictados y firmados por César Manrique, en los que pone, bien clarito, “…desarrollar actividades que favorezcan tanto la conservación del medio natural como su transformación sostenible y la ordenación del territorio, en particular en Lanzarote y Canarias; y, promover la actividad intelectual, creativa y el pensamiento crítico". Muy tronco hay que ser para no entender lo que se dice ahí. Y muy simplón para tratar de mezclar a una institución, que deberíamos respetar aquí lo mismo que se la admira fuera, con peleas en el habitualmente concurrido lodo de la política conejera. 

A leer

Por ello, les recomendamos que recuperen la entrevista al director de la Fundación César Manrique, Fernando Gómez Aguilera, que este sábado publicó el diario La Provincia. La firma el redactor jefe de Cultura, Javier Durán. En un momento dado, el periodista cuestiona al gestor  acerca de los desencuentros entre la FCM y Coalición Canaria y Gómez Aguilera resuelve la cuestión con la elegancia que tan ajena resulta a los despachos políticos: “Nuestro desencuentro, en el contexto del Centenario, se concreta en el Cabildo de Lanzarote y el Gobierno de Canarias. Respetamos y reconocemos la aportación de Coalición Canaria a la vida pública de Canarias. No hay cuestión sobre eso. No se trata de un partido y unas siglas que merecen toda nuestra consideración. Se trata de las siempre difíciles relaciones entre el poder político y la cultura independiente, que no acepta imposiciones ni servidumbres, ni se acomoda a las actuaciones de hechos consumados”. Y añade más adelante “Manrique no es una marca blanca. Genera incompatibilidades. Fue incómodo e irreverente con el poder, alzó la voz, defendió y censuró el destrozo de las islas. Y la Fundación tiene la obligación de intervenir para procurar proteger de manipulaciones su figura (…)”. Sin duda, como dijimos al principio, una entrevista a recomendar.

10 Comentarios

La entrevista no tiene desperdicio. Por qué no la publican ustedes?
Me parece que se ha sido claro, pero con respeto hacia CC, el Cabildo y el Gobierno y pienso que esos tres deberían hacer lo mismo: respetar, si no están conformes, porque sin respeto no hay ni Democracia ni nada de nada.
La entrevista se puede leer en el periódico de papel o en la web de La Provincia si se es suscriptor. Publicarla en otro medio sin autorización es delito.
Yo considero que la Fundación se ha centrado en la defensa de Lanzarote (ingente tarea) y le ha faltado mirar o implicarse con el resto del Archipiélago. Somos muchos y muchas quienes pensamos que la marca común debe ser la causa común y así lo entendía César, y lo dejó reflejado en su testamento fundacional.
Con respeto. Yo considero que Gran Canaria debería mirar y acercarse más a Lanzarote y no Lanzarote ir a Gran Canaria. Los pasajes cuestan poco. Y valen lo mismo de allá acá que de acá allá. Así construimos la marca común, girando la posición del eje. Por una vez, Sr. Millares, por una vez.
Gran entrevista, es verdad. Cómo se nota la calidad de la Fundacion. Es que miras alrededor, te fijas, por ejemplo, en el Cabildo o en los próceres de la cultura local, y es la noche y el día del director de la Fundacion. Da gusto leerlo. Gracias por la claridad, por la valentía y por los argumentos, tan ciertos.
Muchas gracias, Fernando, por sacar las castañas del fuego, como siempre, y hacerlo como lo haces, con generosidad intelectual, solidez y elegancia. Y poniendo las cosas en su sitio sin esconderte, con una gran honestidad moral, como tú eres con tanta discreción.
No había leído la entrevista. Hoy me la ha fotocopiado una amiga que la está haciendo circular. Es un lujo que una persona así se exprese públicamente con tanta elegancia y tan bien, para decir sin miedo LA VERDAD y para denunciar lo que pasa. Gracias a Fernando Aguilera
Bravo. Una gran entrevista que es una referencia de pensamiento crítico muy lejos de tantos intelectuales y profesores envejecidos amarrados al pesebre de la política y el dinero. Llena de ideas, de buenos argumentos y de libertad de pensamiento. Gracias por responder y denunciar. No me extraña que Aguilera sea el azote de San Gines y su banda de paniaguados. Les da veinte mil vueltas.
Sinceramente creo que hay que difundir la obra, el pensamiento y sobre todo el Arte de Vivir que nos dejó César adaptándolo al siglo XXI...hoy día éso de las conferencias y sesudos conferenciantes no consigue llegar a las nuevas generaciones...

Añadir nuevo comentario