Con la guagua a rebosar

Frenazo en seco y hombro dislocado

11/3/2018
Lo del transporte interurbano comienza a ser preocupante en horas punta. Una lectora nos traslada que el miércoles pasado, 7 de marzo, víspera del Día de la Mujer Trabajadora, en el trayecto Costa Teguise - Puerto del Carmen, varios usuarios subieron a una guagua que iba “llenísima”, con más de 20 personas de pie agarradas como podían porque el chófer “iba a una velocidad altísima”. Es lo que tienen las prisas. Pero “en un stop venía alguien delante y con la velocidad que llevaba casi no frena... y lo hizo en seco, por lo que una señora se dislocó el hombro al caerle gente encima”. Nuestra lectora nos dice que “esto es una vergüenza”.
 
Las guaguas de transporte público interurbano conectan 57 núcleos de población, cuenta con 346 paradas y recorren cada día 11.500 kilómetros en los trayectos de ida y vuelta de sus 35 líneas. A partir de 2012, el transporte interinsular se integró en  la empresa Intercity Bus Lanzarote, que es la que presta el servicio con las guaguas de color blanco. Las líneas más utilizadas son las que conectan Puerto del Carmen con Arrecife y Costa Teguise, con cerca de tres millones de viajeros y cada vez más guiris a bordo.
 
El año pasado se superó la cifra de cuatro millones de usuarios en el transporte público terrestre. ¿Tanto cuesta reforzar los servicios a determinadas horas, de entrada y salida del trabajo? ¿O poner una guagua más grande? Y que los chóferes sean más prudentes, ¿tanto cuesta?
 
Contacto de El Reportero Anónimo:
Si quieres hacernos llegar tu foto-denuncia y un comentario, dirígete a contacto@biosferadigital.com

2 Comentarios

Si hay más pasajeros, tráfico año tras año y los horarios son los mismos, algo falla, lo que no pueden pretender es llegar a la misma hora así.... Si los chófer van rapido y llegan tarde no creo que sean los culpables.
Desde hace años sigo viendo el servicio desbordado de ese trayecto y el cabildo de la isla no da pie con bola. Está última visita he visto q hay más paradas he incluso la hora del recorrido sigue siendo la misma. Para mi opinión, aunque hay de todo, compadezco a esos conductores lo profecionales que son y el trabajo que le exigen desde la empresa. También digo q ellos están entre la espada y la pared, y también la gente ve q están las guagua llenas y se empeñan en subir aparte de las quejas q reciben diarias en la cara y los jefes escondidos.

Añadir nuevo comentario