MAP
AIRE LIBRE

Del cross al trail running, disfrutar del paisaje al trote

MAP 10/9/2019
 
“El trail running es un deporte de sensaciones, en el que uno ha de conocer al máximo sus límites y sus capacidades. Por eso, nada mejor para practicarlo que un lugar que ofrezca infinitas posibilidades. En las Islas Canarias se dan todas las condiciones ideales para la práctica del trailing: un clima con temperatura suaves todo el año, unos circuitos para todos los niveles y unos caminos, tanto de tierra como de asfalto, que atraviesan unos paisajes tan extremos como el propio trail running: bosques, estepas, crestas volcánicas…”. Así se promociona el trail running en la web oficial de turismo del Archipiélago, por lo que no resulta extraño que encontremos cada vez más gente corriendo por todos los rincones de la geografía canaria.
 
Mejor así que en vehículos a motor. O en bicicleta, según en qué lugares. El caso es que aumenta el número de personas cuya actividad favorita consiste en correr, tanto en su día a día como cuando están de vacaciones y hacen turismo. A fin de cuentas, es otra manera de conocer el destino que se visita, sea una ciudad o un entorno natural. El problema es que los espacios urbanos acaban aburriendo y no son tan sugerentes como los parajes naturales. De ahí que el trail running vaya ganando adeptos. Se trata de una intensa actividad que combina una mayor exigencia física, al correr por una gran diversidad de terrenos, con respirar aire puro en un ambiente natural. Para entendernos, es como hacer senderismo, pero corriendo. 
 
Se puede practicar a cualquier hora, es barato y basta con calzarse unas zapatillas y salir a correr
Siempre ha habido personas que dan la sensación de que se dirigen a alguna parte, yendo deprisa seguramente para tratar de escapar de los pensamientos. Andar mucho y ligero, trotar o correr también puede obedecer a prescripción médica, pero el gusto por hacerlo es lo que se ha extendido con rapidez en los últimos tiempos. Nos encontramos, sin duda, ante un fenómeno que excede en mucho el ámbito del deporte. Desde hace unos años la práctica del footing, primero, y del running y el trail runing ahora, se ha convertido en algo más que una moda. Es lo que, de toda la vida, se ha llamado salir a correr, sólo que hoy aumenta sin cesar el número de personas que practica este deporte al aire libre. Entre otras razones porque ayuda a ordenar la actividad mental, propicia las relaciones personales y ofrece múltiples beneficios para la salud.
 
Su explosión obedece a una lógica aplastante. Se puede practicar a cualquier hora, es barato y basta con calzarse unas zapatillas y salir a la calle a correr. En paralelo, esta forma de relacionarse con el entorno, el cuerpo, la mente y sus sensaciones está propiciando el desarrollo de una industria especializada en hacer de este deporte algo único. ¿O era al revés? De ahí que hayan aparecido nuevas tiendas especializadas y secciones destinadas al running en los establecimientos existentes, mientras proliferan las carreras en las ciudades y los entornos naturales, todo tipo de productos e incluso aplicaciones móviles. Los usuarios se equipan cada vez mejor para oxigenar el cuerpo y la mente, elevar el colesterol bueno, aumentar la capacidad pulmonar y adelgazar. Cuatro en uno.
 
La polémica está servida, ya que el auge de trails está muy vinculado a espacios naturales y zonas sensibles para la fauna y la flora
Pero no todo es ponerse unas zapatillas, echarse a correr y, mucho menos, participar en carreras a ciertas edades, o cuando el organismo no está habituado a la práctica deportiva. Como todo en la vida, hay que tener en cuenta algunas pautas para evitar efectos perjudiciales. La primera pauta es ir poco a poco, realizando los estiramientos adecuados antes y después de la carrera para prevenir lesiones. Correr suevamente también evita lesiones en las rodillas. Los pulsómetros están al alcance de cualquiera y ayudan a seguir nuestro propio ritmo cardiovascular. Por lo demás, hidratarse bien y alimentarse adecuadamente nos ayudarán a sentirnos cada vez mejor.
 
Salir a trotar a diario puede convertirse en una sana rutina que puede dar paso, o no, a participar en diversas competiciones con el saludable propósito de sentir los límites del cuerpo y la mente. En Lanzarote, la llamada ‘Avenida del Colesterol’ y los crecientes tramos peatonales existentes en el litoral son una clara invitación al paseo y a trotar a la orilla del mar. Pero la actividad deportiva que consiste en correr con velocidad moderada al aire libre siempre ha estado entre nosotros y se llamaba cross —campo a través— primero, y footing, después. Ahora, con la eclosión del trail running, cada vez más los lanzaroteños y turistas trotan por cualquier punto de la isla y no hay Corporación Local que no organice alguna prueba de este tipo por los senderos de su municipio. A la vez, la polémica está servida, ya que el auge de trails está muy vinculado a espacios naturales y zonas sensibles para la fauna y la flora.

1 Comentarios

Algún limite tiene que haber cuándo montón de gente se pone a correr por espacios de calidad y frágiles, como La Geria, o no?

Añadir nuevo comentario