María Moreira León

De torretas, soterrados y ciclismo… dos pájaros de un tiro

16/1/2017

En estos días estamos un poco ocupados discutiendo si torretas mas grandes, mas bonitas, mas efectivas, bla, bla, bla o soterrar los servicios. Aunque a algun@s les pueda parecer una locura yo quiero poner encima de la mesa una posible solución.

Por un lado, vuelvo a insistir en que nuestra isla y sobre todo nuestro Ayuntamiento de Yaiza recibe gran cantidad de turismo con alguna limitación física y que busca el poder disfrutar de nuestra tierra y de nuestra perfecta energía, en pleno contacto con la naturaleza. Estos desean hacerlo de las maneras mas variopintas, caminando, haciendo footing, en bicicleta normales, en bicicletas a ras del suelo impulsadas por sus brazos, o en sillas de ruedas, manuales o eléctricas, jugándose la vida cada día circulando por un arcén estrecho y demasiado cercano a los vehículos.
 
Por otro lado, una de las maravillas de nuestro entorno es la gran cantidad de aves que conviven con nosotros y muchas mas que nos visitan cada año, las cuales se encuentran con barreras que ahora se pretende aumentar. Vivimos en un entorno privilegiado gracias al trabajo realizado y ordenado por el gran Cesar Manrique y a los dirigentes que han sabido entenderle y seguir sus directrices.
 
Hay una posibilidad con la que el Ayuntamiento tendría el control para siempre de todas las instalaciones de servicios, presentes y futuras, contando con un presupuesto de ingresos anual, la cual paso a explicar:
 
El ayuntamiento haría la obra soterrada, circulando en paralelo a la carretera general, esta obra sería lo suficientemente amplia como para que se puedan canalizar todos los servicios presentes y futuros, con entradas varias a lo largo del trayecto para que los operarios puedan trabajar cómodamente; de esta manera tendríamos el control de los servicios y las Empresas pagarían un canon anual por su utilización.
 
El techo de este soterramiento sería una amplia pista para caminantes, bicicletas o sillas de ruedas, cualquier tipo de transporte ecológico que no sean los vehículos motorizados, permitiéndoles el poder disfrutar del paseo circulando dos o tres personas, en paralelo, sin molestar a los automóviles. 
Para este desarrollo hemos de activar nuestra visión periférica y no pensar solamente en el problema que ahora nos ocupa, hemos de pensar en el futuro, un futuro sostenible y acorde con la naturaleza, sin barreras para l@s Ciudadan@s y el resto de seres que nos acompañan habitando esta gran tierra, asegurando, al mismo tiempo, el futuro de una gran parte del turismo y la economía de nuestros ayuntamientos tomando como base piloto nuestro Ayuntamiento Yaiza.
 
María Moreira León

Añadir nuevo comentario