Jaime Cortezo Massieu

¿21 años de ilusión perdida?

10/2/2018
Hace 21 años decidí invertir en la compra de un suelo.Viajé a Lanzarote y, después de darle una vuelta al Islote del Francés, me senté mirando hacia el sur, en uno de esos días bonitos con el mar en calma y el sol brillando en el mar. ¡Impresionante! Luego miré a la derecha y vi la ciudad, ¡impresionante! ¡Otro tipo de impresión! Pensé, convencido, que sería la obra que cualquier ser humano querría hacer para que lo recordaran su familia, sus amigos y las generaciones de desconocidos que vengan a este complejo mundo. Hace 21 años que  recibo insultos, mentiras y proposiciones inaceptables a cambio de tanta ilusión y de tantas ganas de hacer que las cosas sean mejores.
 
Llegué a Arrecife convencido de que sus habitantes tenían razón cuando defendían que su frente litoral era de los mejores de Canarias, no del mundo. Llegué en un momento en el que, por desgracia, la industria de la mar de la que tantas y tantas generaciones habían vivido estaba llegando a su fin. Llegué en un momento en el que esa desindustrialización estaba generando notables problemas, estaba provocando además una enorme incertidumbre a aquellos que no veían una salida a su futuro. Llegué en un momento en el que el capital privado huía como si, en lugar de ver como otros veíamos, un lugar único con una marina espectacular y llena de posibilidades, solo vieran la mierda de ciudad que podría contaminar sus aspiraciones de lucro. Tenía de ejemplo Bilbao.
 
En los primeros viajes te van presentando a mucha gente y quedas con algunos que te anuncian que te pueden echar una mano. Me sorprendieron varias cosas. Las dos primeras personas que me pidieron dinero por ayudarme fueron dos periodistas de distintos medios y formato. La cantidad era la misma, grande en aquella época, y ambos presumían que los partidos A y B hacían lo que ellos querían. Inolvidable. Hasta entonces, los que pedían dinero eran algunos políticos o algún funcionario. Al poco, me lo pidieron varios políticos. Sorpresa otra vez: uno de ellos pidió 20 más que los periodistas, para redondear supongo, pero la cantidad había que repartirla entre cuatro partidos. Nunca me había ocurrido, una especie de Robin Lanzarote, y nunca pregunté si era verdad lo de los otros tres. Jamás me ha pasado en otro lugar que sí que me habían pedido dinero, pero con no darlo está resuelto. Al final verán que poco ha cambiado Arrecife.
 
Durante mucho tiempo puse empeño, ganas y mucho dinero para demostrar que un empresario de Gran Canaria como yo, podía creer y hacer más por Lanzarote de lo que lo hacían muchos de los que habían nacido aquí. Arrecife era tan mejorable que no parecía difícil. Me empeñé en trasladar esa ilusión, en un absurdo intento por hacer ver a todo el mundo lo que yo veía. Y estaba convencido de que lo lograría. 21 años después, con todo lo que ha sucedido, deambulo de nuevo por el sendero de la incredulidad, ese en el que jamás creí caer, ese en el que muchos amigos me advirtieron que terminaría si no era capaz de liquidar los poderes fácticos que dominan un Lanzarote en el que, después de la muerte de César Manrique, han desaparecido las ganas de hacer cosas que merezcan la pena. Ahora, en la actualidad, parece que todo se deja caer de nuevo sin pelea aparente en el buche de un falso ecologismo y de una burocratizada y profesionalizada clase política a la que solo le interesa el sueldo, sin olvidar algunos empresarios de Lanzarote que no lo son.
 
El primer político al que le pedí una entrevista fue a José María Espino, concejal de urbanismo en ese momento, creo que de alcalde estaba Cándido Armas. No estoy seguro de que le sustituyera María Isabel Déniz. A continuación Manuela Armas, con la que fui junto a 50 personas a Miami. Haría falta otro artículo para contar las anécdotas, ¡fuerte tropa! Algunos buenos amigos conseguí en ese viaje. Luego llegó de nuevo a la alcaldía María Isabel Déniz y la sucedió Enrique Pérez  Parrilla, Cándido Reguera, José Montelongo, de nuevo Montelongo y Eva de Anta. Alguno se me olvidará. Muchas más alcaldías que alcaldes, porque me acuerdo de que en los primeros 14 o 17 años iba por 11 alcaldías. Nunca en mayoría y siempre en pactos complicados. En 21 años siempre le he pedido una entrevista al alcalde y nunca he sido recibido por menos de cinco personas, cosa que reconozco que me choca.
 
Es cierto, y si puedo lo contaré en otro artículo que me propongo escribir, que ha habido excepciones. Me he tropezado con políticos como el ya desaparecido alcalde Cándido Reguera y su grupo de gobierno, que sí tiraron para adelante con la idea de asumir un proyecto que habría hecho que el Arrecife de 2018 no se pareciera en nada al actual. Un Arrecife que habría tirado del carro de un progreso que a su vez habría hecho cambiar la imagen del patito feo de Lanzarote, que ni debe ni merece serlo. Por desgracia, los constantes vaivenes de la política local, el enorme influjo de esos poderes sombríos, han enterrado una y otra vez cualquier esperanza de que se hagan las cosas como se deben hacer.
 
La historia del Islote del Francés es la historia de una tremenda ignominia. El injusto desarrollo de una mentira que se ha extendido y que difícilmente puede eliminarse ya del pensamiento colectivo de muchos vecinos a los que se ha estado intoxicando de forma fraudulenta. Porque me parece un fraude a día de hoy que diferentes dirigentes del Ayuntamiento de Arrecife hayan estado poniendo a conciencia palos en la rueda del desarrollo de lo que ahí, tarde o temprano, tendrá que pasar, sólo para ganar tiempo y favorecer con ello los intereses de aquellos que parece que controlan sus cuerpos y su gran mentira. Lo que se ha proyectado siempre para el Islote del Francés es una enorme inversión que vendría a dar un salto de calidad enorme a un municipio donde, en los últimos 21 años, no se ha hecho nada que sea digno de mención, nada que merezca pasar a la historia ni al recuerdo colectivo de sus habitantes, y con anterioridad poco que conservar.
 
Cuando yo compré el suelo, en 1997, encima del mismo habían construidos algo más de 90.000 metros cuadrados en más de 20.000 metros de suelo. Había una fábrica de harina de pescado, la segunda mayor del mundo detrás de Perú, una fábrica de conservas de pescado que en su momento dio trabajo a 650 familias, una fábrica de hielo, dos naves para almacenar la sal, dos naves que servían para almacenar coches y un taller para su reparación, una nave de oficinas, y una serie de pequeñas construcciones y por supuesto, había un transformador eléctrico, luz, agua corriente, alcantarillado, aljibe, viales y encintado de acera. Todo lo que se pedía y exigía la ley para que el suelo fuera considerado urbano consolidado. Hay un peritaje topográfico y fotográfico que lo certifica. ¡Ah!, y con 19 metros de altura algunas de ellas.
 
Es suelo de propiedad privada. Al menos desde 1864. “Marqués de Lanzarote… habiendo inscrito la posesión de ella con el número dos al folio nueve del libro segundo de la jurisdicción de Arrecife de la antigua Contaduría en 1864, y habiendo fallecido el 13 de marzo de 1875. Era hijo de Juan Bautista de Queralt y de Pinós, 8º Conde de Santa Coloma, y de María Luisa de Silva y González de Castejón, 15º Condesa de Cifuentes… Y así llegamos a la venta de 70 enteros, 664 milésimas por ciento del Islote más otra finca más que no es objeto de operación, que realiza Don Alfonso de Queralt Gil Delgado, Conde de Serena a Don Rodolfo Alonso Lamberti, casado con Carmen Prieto Moressi, vecino de Vigo, sujetas a los censos mencionados arriba, se inscribe mediante escritura de fecha 29/1/1941”.
 
Es suelo urbano desde antes de 1991. Por sentencia firme  de 19-10-1993,que dice entre otras cosas lo siguiente:…“Mediante sendos escritos  fechados a 5 de marzo de 1991, las entidades hoy demandantes formularon recurso de reposición… Fallamos: 1º Estimar en parte el Recurso contencioso administrativo formulado por Rocar, S.A. contra la orden del consejero de Política Territorial de 18 de Enero de 1991, que se anula en cuanto hace referencia a la calificación de suelo urbanizable asignado a los terrenos que aquella posee en el lugar denominado “El Islote del Francés”, procediendo para los mismos la clasificación de urbanos, con las consecuencias compensatorias que de esta clasificación se deriven”.
 
Realmente el Plan se aprueba en 1988, y se retoca en 1991. En 1968 primer Plan General aprobado de la ciudad lo recoge con la categoría de Reserva Urbana, no rústico, ni agrícola, con ninguna protección, Reserva Urbana, para el asentamiento de las personas. Veintisiete años (27) para ser compensado, bien mediante dinero o permuta de igual valor, son muchos años engañando a los propietarios. No se le puede quitar la propiedad a nadie, en este caso durante una generación, no hay ni un solo argumento decente que lo justifique.
 
Si me permuta suelo, lo menos que tiene que cumplir es que su valor sea igual al del Islote, y que los usos sobre el mismo puedan ser vendidos con cierta facilidad en el mercado. ¿Qué se puede hacer con el Islote del Francés? Desde luego no la serie de mentiras que se han publicado durante tanto tiempo: 1.- Que lo expropien, ya que si discrepamos en el precio la Comisión de Valoración y un juez lo fijan. 2.- Permuta por suelo urbanizado con una edificabilidad que tenga el mismo valor que la edificabilidad legal que tiene el Islote del Francés, 60.700 metros por 2,5 metros cuadrados por metro cuadrado, se valora, y se permuta por un suelo urbanizado con una edificabilidad que tenga el mismo valor. Fíjense que ni siquiera les sitúo el suelo, mismo valor traducido a metros cuadrados edificables con un uso fácil de vender. 3.- Una cesta de dinero y permuta. 4.- Si no tiene dinero, si no tiene suelo, si no se puede hacer un pago aceptable con dinero y suelo edificable, me deja edificar lo que permite la Ley, 151.750 metros cuadrados edificables.
 
Las reglas están escritas hace mucho tiempo, cambiarlas en medio del juego es hacer trampas. No se puede robar a la gente mediante subterfugios legales, porque al final acaban pagando los de la siguiente generación.
 
El islote del francés está condicionado por Ginory, el solar que da al Charco y que tiene sentencia firme, estando en ejecución en treinta millones de euros (30.000.000 €), 22,5 de principal más 8 de intereses. El Plan General de Ordenación Supletorio le da una edificabilidad de más de 17.000 metros cuadrados, teniendo una superficie de algo más de 11.000 metros. El Islote del Francés, por superficie y por su mejor situación, es seis veces más grande,  y el Ayuntamiento está preso de ambos y de todas las burradas que se han hecho con anterioridad, entre tres y cinco suelos de los herederos del Cabo Pedro, dos suelos que ya está pagando, etc. No me extrañaría nada que en los próximos cuatro o seis años, si no se resuelve el Plan General Supletorio, no se resuelven los contenciosos provocados y los que se puedan provocar, el Ayuntamiento estará pagando más de doscientos cincuenta millones de euros (250.000.000 €), y consecuentemente quebrado e intervenido.
 
A día de hoy y sorprendentemente, el Gobierno de Canarias en vez de aprobar inicialmente el Plan Supletorio ya consensuado con el Ayuntamiento, le ha facilitado el documento al Ayuntamiento y a los grupos políticos. Y alguien lo ha facilitado a solo dos medios de comunicación, generando una situación de información privilegiada que ha llevado a que de nuevo se pida dinero… El Gato Pardo.
 
Gobierno canario y Ayuntamiento de Arrecife deben aprobar cuanto antes inicialmente el Plan General de Ordenación Supletorio y poner a disposición de todos el documento. Solo así volveremos a la normalidad, y quien tenga algo que proponer sabe que la vía es por alegaciones durante los 45 días de exposición pública. Y si no le gusta la contestación y se aprueba algo con lo que esté en desacuerdo, tiene a los tribunales. Esas son las reglas y no otras.
 
Asisto atónito de nuevo (a mi edad y viendo lo que he visto ya debería estar curado de espanto) a la reapertura del mismo debate que se ha venido organizando por parte de los poderes fácticos que quieren que Arrecife no se transforme. De forma insólita, los mismos vuelven a poner en marcha la táctica de siempre, y probablemente les saldrá bien una vez más. Arrecife está llena de colaboradores necesarios. Comienzan con su carrusel de desinformaciones, con la difusión de un falso mensaje ecologista, con el desprestigio de los promotores del proyecto, y luego trituran cualquier posibilidad real de que los dirigentes políticos de la capital de Lanzarote, pongan en marcha algo que no sólo no les iba a costar dinero a sus vecinos, sino que supondría un formidable punto de partida para un futuro mucho mejor para todos ellos. Un drama realista con tintes de farsa tragicomedia.
 
Algunos amigos, algunos familiares, no entienden como he sido capaz en todo este tiempo de no tirar la toalla, de mandarlo todo al carajo. La respuesta es sencilla: el día que me senté en el Islote del Francés y vi la ciudad de Arrecife, la bella y la bestia. Quiero ser consciente de que he hecho todo lo que he podido para lograrlo, que no me he rendido y que finalmente el tiempo demostró que había posibilidades de conseguir un Arrecife mejor. Lo cobraremos  algún día y lamentablemente lo pagará el ciudadano de Arrecife.

14 Comentarios

Lo que quise decir y no ha quedado muy claro, es que habían cerca de 20.000 metros cuadrados de suelo edificado, que las naves median desde 12 metros de altura, cuatro plantas de tres metros de altura cada una, hasta 19 metros de altura, seis plantas de tres metros de altura, o lo que es lo mismo que si hubiera una edificabilidad de más de 90.000 metros cuadrados.
Buenas tardes Sr.Cortezo. A continuación le adjunto el FALLO de las dos sentencias del Tribunal Supremo en relación con sus pretensiones de expropiación del Islote del Francés y a continuación la ley de costas de aplicación a su parcela por no ser suelo urbano en el año 1988. Recuerde que los especuladores aveces pierden. Saludos Cordiales. 1.- Sentencia 21/03/2007 TRIBUNAL SUPREMO: FALLAMOS Que debemos declarar y declaramos inadmisible el recurso de casación interpuesto por la Procuradora Doña Matilde Marín Pérez, en nombre y representación de la entidad Inversiones Islote del Francés S.A., contra la providencia, de fecha 26 de septiembre de 2001, y el auto, de fecha 3 de diciembre del mismo año, por los que se declaró improcedente la tramitación del incidente de ejecución promovido por la representación procesal de la entidad Inversiones el Islote del Francés S.L. mediante escrito presentado ante la Sala de instancia con fecha 20 de marzo de 2001 , con imposición a la referida entidad recurrente Inversiones Islote del Francés S.A. de las costas procesales causadas hasta el límite, por el concepto de honorarios de abogado del Ayuntamiento comparecido como recurrido, de tres mil euros, y por el concepto de representación y defensa de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias, de dos mil doscientos euros. Así por esta nuestra sentencia, , lo pronunciamos, mandamos y firmamos , debiéndose hacer saber a las partes, al notificársela, que contra ella no cabe recurso ordinario alguno. PUBLICACION.- Leída y publicada que fue la anterior sentencia 2.- Sentencia 26/04/2007 TRIBUNAL SUPREMO: LA SALA ACUERDA: Declarar la inadmisión a trámite del recurso de casación interpuesto por la representación procesal de "Inversiones Islote del Francés SL" contra la Sentencia de 3 de mayo de 2005 de la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, dictada en el recurso no 1486/01, resolución que se declara firme; con imposición al recurrente de las costas causadas. 3.- El Artículo 23 Ley 22/1988 de Costas dice que: 1. La servidumbre de protección recaerá sobre una zona de 100 metros medida tierra adentro desde el límite interior de la ribera del mar. 4.- La Disposición Transitoria Tercera de la Ley 22/1988 de Costas establece que: 1. Las disposiciones contenidas en el título II sobre las zonas de servidumbre de protección y de influencia serán aplicables a los terrenos que a la entrada en vigor de la presente Ley estén clasificados como suelo urbanizable no programado y suelo no urbanizable. Las posteriores revisiones de la ordenación que prevean la futura urbanización de dichos terrenos y su consiguiente cambio de clasificación deberán respetar íntegramente las citadas disposiciones. 2. En los terrenos que, a la entrada en vigor de la presente Ley, estén clasificados como suelo urbanizable programado o apto para la urbanización se mantendrá el aprovechamiento urbanístico que tengan atribuido, aplicándose las siguientes reglas: • a) Si no cuentan con Plan parcial aprobado definitivamente, dicho Plan deberá respetar íntegramente y en los términos del apartado anterior las disposiciones de esta Ley, siempre que no se dé lugar a indemnización de acuerdo con la legislación urbanística. • b) Si cuentan con Plan parcial aprobado definitivamente, se ejecutarán las determinaciones del Plan respectivo, con sujeción a lo previsto en el apartado siguiente para el suelo urbano. No obstante, los Planes parciales aprobados definitivamente con posterioridad al 1 de enero de 1988 y antes de la entrada en vigor de esta Ley, que resulten contrarios a lo previsto en ella, deberán ser revisados para adaptarlos a sus disposiciones, siempre que no se dé lugar a indemnización de acuerdo con la legislación urbanística. La misma regla se aplicará a los Planes parciales cuya ejecución no se hubiera llevado a efecto en el plazo previsto por causas no imputables a la Administración, cualquiera que sea la fecha de su aprobación definitiva. Un abrazo.
¡Aquí no somos... muy hombre y por eso no ponemos el nombre. No suelo contestar a quien no pone su nombre.
Muy bueno Aqui no somos. Lo has dejado calladito. Estoy de acuerdo con lo de que los especuladores no siempre ganan y menos cuando se enfrentan a un pueblo como el de Lanzarote. Don Cortezo la superficie edificada antes de que esas naves industriales quedasen abandonadas y en ruinas era de 11.945 m2 y no de 20.000 como dice usted, y para salir de dudas basta con entrar en internet, en visor grafcan ,a continuación entrar en Mapas Históricos y a continuación en Ortofoto año 1.990 Lanzarote, ahí se puede medir la superficie de las naves edificadas en el Islote del francés y se puede comprobar que su superficie es de 11.945 m2. Con respecto a la altura de las naves no era de 12 m. sino de 6 m. pero este dato no tiene mayor importancia debido a que la edificabilidad se mide en m2 de superficie y no en altura. El resto del islote es suelo rústico sin ningún tipo de valor ni servicios urbanos. Por cierto Sr. Aqui no somos, supongo que su segundo apellido será Tontos.
Jose A. Denzel: Como lo tiraron abajo ahora podemos decir lo que se nos ocurra. Esa era la intención, lo malo es que yo hice un levantamiento topográfico, y otro fotográfico, y malo también, es que el Ayuntamiento hizo un proyecto de derribo, y lo sacó a concurso público, dejo dos naves y alguna pequeña construcción, pídalo. Es una pena que no se puedan subir fotos y archivos, o los conejeros eran muy bajitos o las naves eran más altas de lo que usted dice. Hay dos naves en ruina que eran de las más pequeñas, yo diría que las más pequeñas, pero lo dejo en que no eran las más altas, eso seguro. Vaya y mídalas, desde los cimientos que está por fuera del recinto, hasta la parte más alta que está en ruinas, llévese una larga escalera. Por la foto y a ojo, más de 10 metros, y en ruina. Como le digo, están las medidas en el Ayuntamiento, cuando se pide la licencia y cuando se derriban, superficie que ocupan y alturas. Suficiente. Lo de rústico no lo había oído en estos 21 años. Urbano, urbano consolidado, y urbanizable sí, todo sistema general es urbano, y ya llevamos tiempo con esto. En 1968 era urbano, en 1988 era urbano, en 1991 lo quieren declarar urbanizable pero en 1993 el juez dice que todo es urbano. El Gobierno autónomo ordena que se declare urbano en el siguiente Plan General, Gesplan dice que es urbano, el Ayuntamiento en un informe de valoración dice que es urbano. Usted si que es rústico. Mis apellidos los conocemos desde muy antiguo, tú no has tenido esa suerte.
Sr. Cortezo. Dice usted que hace tiempo periodistas y políticos le pidieron dinero para sacar adelante la urbanización del Islote del Francés. No diga los nombres de los pecadores, sino del volumen del pecado: ¿Cuánto le pidieron unos y otros? Me imagino que en millones de pesetas. Esos datos podrían ayudarnos a entender la dimensión de la corrupción en Arrecife. Gracias.
Mi segundo apellido es Washington. Denzel Washington el "Justiciero", defendiendo a la chica... Los especuladores aveces pierden...
No contesto anónimos. Me manda su correo y con mucho gusto se lo digo. Jaimecortezomassieu@gmail.com
Estimado Sr. Cortezo. Sería bueno que de forma rápida se solucione el asunto del Islote del Francés. Tanto para usted como para todos los que vivimos en Arrecife y que estamos cansados de ver este solar sin una solución definitiva. Para encontrar una solución no es bueno que usted salga cada día en la prensa dando datos que no son ciertos, como la superficie edificable anterior o valores desorbitados de ese solar o intentando asustar a todo Arrecife diciendo que va a construir 7 plantas y 90.000 m2. Los metros cuadrados edificados que existían en el Islote son la suma de 9.278+2.778+646+526+300+164+10= 13.702 m2. Ya tenemos el dato real de la superficie. A partir de ahí usted dice que tiene derecho a 90.000 m2 o 300 millones de euros y los arrecifeños decimos que usted ha perdido todas las sentencias de expropiación, y si no anda ligero y con cuidado vienen los de Costas de Madrid informan que el Islote no era suelo urbano en 1988, sino unas naves sin autorización y unas salinas abandonas, y le aplican los 100 metros y el valor del Islote pasa a ser 0,00€. La gran mayoría de los arrecifeños, somos partidarios de que en ese lugar exista una zona de expansión de la ciudad y de disfrute para los ciudadanos, y también somos conscientes de que ese solar tiene un valor y que habrá que pagarlo o compensarlo de alguna forma. Si usted apuesta claramente por que el Islote se dedique en su totalidad o en su mayor parte a espacios públicos para todos los arrecifeños, le estaremos muy agradecidos, pero sabemos que con estar agradecidos no basta sino que hay que pagar bien o compensar bien para que usted también esté muy contento. Imagínese usted que en el nuevo Plan de Ordenación de Arrecife se plantea la posibilidad de compensarle a usted la superficie del Islote con suelo urbano situado en otros sectores de Arrecife. Vaya pensandolo, por ahí va la solución… Saludos cordiales.
Estimado Sanabrias: Confunde usted muchas cosas y muchas cifras. Si ha leído usted el artículo, verá que en 1968 el suelo era reserva urbana. Antes se llamaban las cosas de otra manera, no rústico y no agrícola. Creo que no había más calificaciones. En todo caso, urbano. El siguiente Plan General que se aprueba es de 1988, el suelo era urbano. En 1991 se corrige y se declara el Suelo Urbanizable; se recurre y en 1993 en sentencia firme se declara urbano, es decir, se acepta el recurso y se deja como estaba con anterioridad. En 2003 se adapta el Plan a la nueva Ley y nos intentan compensar de nuevo con otros suelos. Lo fácil hubiera sido comprarle a los Alonso Lamberti. Estuvo mucho tiempo en venta, y se quisieron aprovechar. Lo siguiente hubiera sido expropiar, un instrumento legal y justo, pensado precisamente para casos como este y similares. Lo siguiente sería firmar un convenio y permutar por suelo de igual valor. Hay una comisión de valoración que puede establecer el valor, y luego nos podemos poner de acuerdo y ser incluso generosos. Y por último, dejar edificar. A todos me he ofrecido y a todos me han dicho que no, y le aseguro que fui muy generoso en todos los casos, y la respuesta fue siempre abusadora. Dice usted que yo pido, exijo, y no se cuantas cosas más. Se equivoca. Según nuestra representación legal, yo ni me inmuto, tenemos una serie de derechos que están contemplados en la Ley, para todos los españoles. Esos derechos dicen con total rotundidad que el suelo es urbano, que lo es desde antes del 28 de junio de 1988, Ley de Costas, y que, por lo tanto, existiendo el deslinde desde 1965 y 1970 -porque se hizo en dos tramos- la servidumbre de protección es de 20 metros, medidos tierra adentro. Aquí me sorprende la hipocresía de muchos conejeros. Muchos trabajaron ahí, y los que no, llevan viendo las naves, los talleres que había, una carretera, una acera, electricidad, agua, etc, Desde que nacieron y antes sus padres. Hay que ser cínico e hipócrita para no reconocer que el suelo era urbano. Tiene que venir un juez a decirlo, y también lo dijo el Gobierno Autónomo, la comisión de valoración, el Ayuntamiento en una valoración que tiene, el consejero de Política Territorial. ¿Le parecen pocos? Lo peor es el cinismo y la hipocresía, se lo aseguro. Pues bien, la ley por lo visto dice que tengo derecho a la misma edificabilidad que el frente marítimo, o que el Charco, el polígono en el cual esté enclavado. Si el Charco tiene dos alturas más un ático, tiene un 2,5 de edificabilidad, es decir, cada metro de suelo se multiplica por 2,5, y multiplicando salen 151.175 metros. No tengo por qué renunciar a ni un solo metro ya que la Ley dice que esos son mis derechos. Con esto estaría dicho todo y sin embargo no es así. Ustedes quieren suelo dentro del Islote, luego hay que liberar ese suelo, como se hace, dando alturas, cuanto más alturas más suelo queda libre. Usted divide 151.175 metros entre diez alturas y le saldría una serie de solares que sumados no pasarían de 15.117 metros de suelo, quedarían libres 45.580 metros de suelo, más 24.000 de dominio publico, 69.000 metros para que suelte a las cabras. ¿Feo? De cojones. Yo estoy abierto a cualquier negociación que sea justa, en dinero, en permuta de suelo, en edificabilidad, o en una cesta con estos tres elementos y el que se le ocurra. Siempre lo he estado. El problema es que Arrecife es pobre y su Ayuntamiento no tiene o no quiere ser justo. Si yo estuviera al otro lado de la barra en 30 minutos hubiera llegado a un acuerdo, se lo aseguro. Me temo que no hay solución. Ginory es un antes y un después. Ha marcado el precio mínimo para cualquiera que esté en sus alrededores, y el Ayuntamiento es muy torpe, se lo digo con sinceridad. En veinticuatro horas, con huevos, se queda la ciudad como una rosa.
Por cierto señor Sanabrias, lo que dicen que nos van a dejar construir son unos 69.000. No haga caso a lo que oiga, digan, o lea, ni siquiera a mi, yo estoy defendiéndome de tanto ataque y de tanta mentira.
Estimado Cortezo: Vuelve usted a exagerar datos sin ningún sentido ni fundamento. Lo razonable es que el Ayuntamiento de Arrecife califique en el nuevo Plan de Ordenación el suelo del Islote como Suelo Urbano Espacio Libre, compensándole a usted en otros Sectores de Suelo Urbano de Arrecife los 51.200 m2 que tiene el Islote y con la misma edificabilidad de 13.702 m2 que tenía anteriormente el Islote. De esta forma quedará cumplida la sentencia del año 1993 que daba la opción al Ayuntamiento de la compensación. La comparación que hace usted con la parcela de Ginory diciendo que están dentro de un mismo polígono no tiene ningún fundamento legal. debido a que Ginory y el Islote ni están dentro de ningún polígono, ni son parcelas comparables, Ginory está dentro del Charco de San Gines y el Islote es una isla separada de la zona de tierra. La edificabilidad del Islote sería la de zonas similares de la costa de Arrecife, como pueden ser la zona de La Bufona o La Concha pero dividida por dos por estar rodeada de mar no solo por delante, sino por delante y por detrás. Por lo que si en estas zonas tenemos un 0,30 m2/m2 de edificabilidad, para el Islote la edificabilidad sería 0,15 m2/m2 que multiplicado por 51.200 m2 de superficie del Islote, tendríamos una superficie edificable de 7.680 m2. Como puede ver, si intenta reclamar la edificabilidad comparando con zonas similares de Arrecife, saldrá perdiendo. Le interesa más solicitar los 13.702 m2 que existieron en su momento. Si usted se sienta con el Ayuntamiento, sin prepotencia y con datos reales, el Ayuntamiento debería comprometerse a que en el próximo Plan General quede solucionado el problema. Saludos Cordiales.
¿Ve cómo no nos ponemos de acuerdo? Que lo resuelvan los tribunales. Exprópienme. Para eso está le Ley. Muy fácil. Estoy seguro de que no querrá quitarme ningún derecho. Usted aporta su tesis y yo aporto la mía. El juez decide y todos tan contentos. Supongo que dejará usted que cada propietario decida lo que vale su propiedad.
Y ya para finalizar tan placentero intercambio. Señor Sanabria: Tengo yo una galería en mi casa que después de conocerle, le voy a llamar "la galería de los ilustres Sanabrias", necesito el nombre y apellido de dos antepasados o familiares suyos, que hayan cedido al Ayuntamiento el 90 % de sus propiedades, y para presidir tan ilustre galería nadie mejor que usted, que nos va a comunicar en este medio la donación del 90 % de su casa y de todas sus propiedades, para personas no favorecidas por la bendición divina. Su pedestal será el más alto. Garantizado. El busto va por mi cuenta.

Añadir nuevo comentario