Top Secret, 29 de diciembre de 2017

Ni está…

28/12/2017
Ni está…
Manuel Cabrera, hasta ayer vicepresidente primero del Cabildo de Lanzarote, no estuvo en la rueda de prensa convocada para presentar el pacto y sus tareas. No estuvo, pero... ¿se le espera? En realidad no estuvo ni físicamente, ni en espíritu, ni en el recuerdo y ni siquiera en las palabras de los que intervinieron en el acto. Y nada más terminar la rueda de prensa ya no estaba ni en la nómina como vicepresidente primero. Si quieres segundo y, si no, vete. Ya les contábamos ayer que  CC, en general, y el presidente San Ginés, en particular, hicieron lo imposible para convencer a Manolo Cabrera y al PIL de que la lógica política, si es que la política de la que hablamos tiene alguna lógica, indica, Presidencia al margen, que la fuerza que tiene más representantes ocupa la Vicepresidencia Primera. El siguiente, la Segunda y así. Suele haber excepciones, como la de Juan Manuel Sosa, que el hombre está tan contento en el pacto que ni le importa que Arráez sea el tercero y a él le corresponda el cuarto. El caso es que en el Cabildo no iban a permitir que nadie les aguara la fiesta de la puesta de largo del pacto CC-PP. Y así fue. Cabrera ni estuvo ni se le esperaba... ni falta que hacía. ¿Qué hará ahora? Porque este jueves por la noche, a la hora de escribir este Top Secret no estaba decidido. Pero el mosqueo (por ambos lados) es extraordinario.
 
Objetivo, Arrecife
El nuevo pacto tiene un objetivo claro: Arrecife. Se han juntado el hambre y las ganas de comer. Una Coalición Canaria herida tras largos meses de desencuentros con el Partido Socialista y un Partido Popular frustrado por no poder hacer alcaldesa a Ástrid Pérez. Con estos antecedentes, se entenderá que que unos y otros tienen a Eva de Anta en el punto de mira. Sólo que en lugar de moverle la silla (o además de) el pacto del Cabildo está dispuesto a dejar caer un aluvión de millones de euros para cambiar de cabo a rabo la capital de la isla. O casi. De hecho una de las cosas que ha terminado de convencer al PP de que debía entrar a pactar con Coalición en el Cabildo es la fuerte capacidad inversora del Gobierno que preside Pedro San Ginés. “No íbamos a dejar que Coalición esté todo el día sacándose fotos con todas las actuaciones que se pueden hacer”. Esta frase se la escuchamos decir a un alto responsable del Partido Popular en la isla y viene a ser una especie de salvoconducto que elimina cualquier resistencia que pudiera haber en las filas conservadoras ante la posibilidad de formar parte de un pacto que saben incómodo. Si pesará más esa foto compartida o las broncas que han de venir, sólo el tiempo lo dirá.
 
Joel y el aeropuerto
El senador por Lanzarote, Joel Delgado, ha hablado en Biosfera TV. Y ha dicho cosas interesantes. Una de ellas ha sido recordarle al presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, que incumplir el Plan de Empresa puede acarrear responsabilidades penales. Por si acaso se le ocurre hacerse el remolón a la hora de sacar adelante las inversiones previstas para el Muelle de Los Mármoles. Y otro de los mensajes que dejó es su pretensión de devolver al Aeropuerto de Lanzarote la personalidad que le impregnó César Manrique. Muchos recordarán aquellas terminales blancas y verdes, con sus telas y sus celosías y las demás características que hacían inconfundible para el turista haber llegado a un destino singular. Claro que para ello Delgado tendrá que contar con la Fundación César Manrique a la que no hace ni dos meses afeó que pidiera respeto para Manrique en las peleas políticas sobre si el Aeropuerto ha de llevar, o no, el nombre del artista. Joel vino a decir que no puede pedir que no se haga política con una cosa quien la hace con otra. El senador deberá ahora agachar las orejas (que nunca debió haber levantado) y trabajar en pos de una iniciativa que, sin duda, será aplaudida por la sociedad insular. Y, de paso, respetar un poco más a quien no merece otra cosa que eso: respeto y consideración. Feliz año nuevo a tod@s.

Añadir nuevo comentario