Top Secret, 11 de enero de 2018

La vivienda

10/1/2018
La vivienda
Canarias en general y Lanzarote en particular tienen un problema con la vivienda. Un grave problema. El Gobierno canario dice tener un plan. Pero más allá de destinar tres millones de euros para 100 viviendas en la isla, ¿qué otra cosa incluye el Plan? La ausencia de vivienda para alquiler a residentes en Lanzarote es un problema de enorme magnitud. Aquellos que tienen la obligación de detectar los embolados para ponerles solución y hacerlos desaparecer, o atenuarlos cuando lleguen, o sea los políticos, ni la han olido. Ha sucedido, como tantas otras veces en la historia de Lanzarote, que nos ha pillado el toro. No captan el problema antes de que se produzca, ni siquiera cuando empieza a hacerse patente. Vienen a enterarse cuando tenemos el agua al cuello. Y en ese punto, lógicamente, no se puede sino improvisar. Esas son las políticas que tenemos: políticas de improvisación. De malos gestores, en definitiva.  Y para colmo una improvisación construida sobre cimientos basados en arenas movedizas. De esas donde es imposible hacer nada y que acaban engullendo al que lo intenta. Así acabará, tiene toda la pinta, ese Plan que dice el Gobierno que tiene y que consiste en destinar tres millones de euros para la construcción, o adquisición, de cien viviendas. Si echamos cuentas sale a 30.000 euros por vivienda. Poco parece para construcción. Menos todavía para adquisición.
 
Ni se harán
Eso en el supuesto de que se hagan. Porque ustedes, y nosotros, sospechamos que no se colocará ni medio bloque. Y no se hará porque depende que el Ayuntamiento de Arrecife ceda suelo hábil. Y ya sabemos cómo funcionan (es un decir) las cosas en ese sitio. Pero, en el mejor de los casos, tener tres millones de euros para construir, o comprar, cien viviendas, no es tener un Plan. Es tener dinero. En la actualidad son más las familias que pierden su casa que las que encuentran una donde morar. A la escasez de vivienda se suma la no renovación de contratos de alquiler porque los dueños del inmueble han decidido dedicarlo a alquiler vacacional. He aquí una de las causas del problema. Pero no la única. Y ni siquiera la más importante. Por ello la importancia de un Plan que contemple la realidad completa, y compleja. No únicamente el parque de las cien viviendas baratas. El próximo día 20 hay manifestación convocada por la Plataforma por una Vivienda Digna. Es una buena oportunidad para quienes no acaban de comprender la magnitud del drama que se avecina y que está manifestándose ya en no pocas familias.
 
Partes del Plan
Tener un Plan significa actuar en lo más urgente. Por supuesto. Pero también en lo importante. Urge dar techo a quien no lo tiene y a quién, teniéndolo, lo va perdiendo. Y, ojo, no estamos hablando de desarrapados sino de familias con los adultos cobrando nómina. Incluso buenas nóminas. Pero no pueden alquilar. ¿Por qué no hay viviendas en régimen de alquiler para residentes en Lanzarote? Principalmente por cuatro factores: la ausencia de políticas de vivienda pública, el alquiler vacacional, la bolsa de viviendas en manos de los bancos y las reservas de los propietarios a alquilar ‘por miedo’ (a roturas, desperfectos, etc…). A lo primero el Gobierno responde con las 100 viviendas citadas reiteradamente. ¿Y a las otras tres realidades? ¿Hay plan para el alquiler vacacional? ¿Lo hay para tocar en la puerta de algún gerifalte banquero? ¿Alguna medida que dé garantías suficientes a propietarios para que se relaje el temor a alquilar? Sólo con la respuesta afirmativa a estas cuatro preguntas a la vez, no a alguna suelta, nos daría la pista de que, en efecto, parece que hay Plan. Pero mucho nos tememos que hay lo de siempre: improvisación y parcheo.

1 Comentarios

No lo han podido explicar mejor.

Añadir nuevo comentario