Top Secret, 9 de enero de 2018

Empieza el curso político

8/1/2018
Empieza el curso político
Ni siquiera ha dado tiempo a quitar la decoración navideña cuando, de repente, los partidos políticos han inaugurado esta segunda parte del curso político como mejor saben hacerlo: lanzándose a la yugular del adversario. La estrella de estos primeros días de la reanudación de la cosa política ha vuelto a ser, cómo no, la alcaldesa de Arrecife, Eva de Anta. Partido Popular y Coalición Canaria se han lanzado a la yugular por motivos bien distintos. Y en ambos casos con razón. Los nacionalistas la atizan por no celebrarse plenos cuando toca (aunque el que esté libre de pecado…) mientras que los conservadores lo hacen por la cabalgata de Reyes (que merece comentario aparte). De Anta, sin embargo, no es la única diana de este enero. El propio Partido Popular ha sido objeto de crítica por parte de Ciudadanos en el Cabildo. En su caso por el apoyo a Pedro San Ginés. Dice Benjamín Perdomo, el portavoz naranja, que el PP era conocedor de la nueva imputación del presidente del Cabildo de Lanzarote y, aún así, lo ha mantenido en el poder sólo por ostentar un puesto en el gobierno insular. Esta circunstancia, que no hace tanto nos hubiese hecho reflexionar, casi ni llama la atención, en la actualidad, de la de políticos que han pasado por los despachos de jueces y magistrados. Y se pretende que asumamos con naturalidad que los representantes políticos se lleven el cargo público hasta la sala de vistas.
 
Navidad chapuza
Decíamos que una de las críticas ha tenido que ver con la celebración de la cabalgata de los Reyes Magos. Al PP le ha parecido  que lo del viernes fue una noche de horror y tensiones porque hubo mucha gente, muchos niños y niñas, que no pudieron ver a los tres protagonistas en camello habida cuenta de que el Ayuntamiento dijo que la cabalgata terminaba en la boca del muelle y la realidad señaló que el punto y final fue en la Casa de la Cultura Agustín de la Hoz. A priori no parece tan complicado hacer coincidir la teoría con la práctica, pero del actual Ayuntamiento de Arrecife se puede esperar cualquier cosa. Y cualquier excusa. Este lunes, sin ir más lejos, al concejal de Festejos, David Duarte, le costó Dios y ayuda reconocer el error y pedir disculpas. Primero intentó colar lo fenomenal que es para el comercio que la cabalgata meta gente en el centro; luego desviar la atención con el PP, el Gobierno Central y las pensiones. Y finalmente admitió el error. Que ya es mucho.
 
Ni pista de hielo ni tiovivo
Con todo, la chapuza de la cabalgata no fue nada comparado con el ridículo que supone que un Ayuntamiento será incapaz de organizar tres atracciones: unos cochitos, una pista de hielo y un mercadillo navideño. Todo ello en el Parque Viejo. Las radios locales lo anunciaban a cada paso y, llegada la hora de la verdad, ni pista, ni atracciones ni mercadillo. ¿La razón? En la misma entrevista, David Duarte explicó que el Ayuntamiento solicitó informes a Patrimonio sobre el 22 de noviembre. Y todavía no ha llegado la hora de que Patrimonio entre a analizar siquiera el expediente. Ni si, ni no. No lo vieron. Quizá va siendo hora de que alguien se tome en serio lo de Patrimonio. Si, como parece, cualquier cosa pasa porque ese servicio informe, convendría dotarles de más medios humanos, fundamentalmente. Y ponerlos en valor. A fin de cuentas el personal sólo hace que velar porque se aplique la Ley que, paradojas de la vida, han elaborado y aprobado los partidos políticos que abominan de ella. En fin, que Arrecife no pudo hacer lo que hacen muchas ciudades de España y Europa: dejar que en un lugar céntrico se instalen unos cochitos, seis o siete puestos de mercadillo y un rectángulo para patinar sobre hielo. Qué cosas les pasan…

Añadir nuevo comentario