El futuro de Lanzarote

Jaime Amoros 10/06/2017 - 14:45

El Archipiélago Canario es una Región Ultra Periférica de Europa, con el estatus que las R.U.P. representan; formando parte del Estado Español en su forma política de Autonomía  Canaria, y que junto con las otras 16 autonomías conforman el Reino de España.

Estas agrupaciones territoriales en autonomías configuran un Estado con una riqueza de culturas y tradiciones verdaderamente envidiable.
 
Cada autonomía del estado español la conforman una, dos o más provincias, siendo la autonomía de canarias formada por dos provincias en la actualidad, ya que hasta a principios del siglo XX solo existía una sola región denominada canarias, y fue a partir de 1927 cuando se definieron las dos provincias actuales de Tenerife y Las Palmas. La diversidad de provincias en una comunidad autónoma la enriquece y hace más fuerte a la propia comunidad frente a los retos del futuro.
 
La necesidad de la existencia de provincias radica en que algunas competencias del estado no están transferidas a las comunidades autónomas. (Ministerio del interior, con la Delegación del Gobierno, la Policía Nacional, las jefaturas provinciales de tráfico.) (Ministerio de Economía y Hacienda con la  Agencia tributaria), (tesorería de la seguridad social), (Justicia) etc…; y para acercar estas administraciones a la ciudadanía se distribuyen en provincias.
 
En la comunidad canaria que tiene transferidas competencias del estado, ocurre lo mismo que en la mayoría de las otras comunidades, y es que las competencias antes mencionadas no están transferidas.
 
Pero en la autonomía canaria existe un agravio comparativo con  respecto a otras autonomías del estado español, al ser  un archipiélago que tiene varias islas, ocho, separadas por kilómetros de mar,  estas competencias del estado no transferidas existen  en delegaciones  en las capitales de provincia. Lo que hace mucho más difícil acceder a servicios del estado que en otras provincias; al  tener separados sus municipios por kilómetros de mar, con la única posibilidad de acceso a dicha capital de provincia por mar o por aire.
 
Por lo que antes de la existencia de las provincias (1912) se crearon los cabildos insulares para la administración y gestión propia de los recursos de cada isla, creándose las provincias de Tenerife y Las Palmas en 1927.
 
De todo ello se desprende la necesidad de que existan los cabildos. Que actualmente tienen transferidas competencias; pero del gobierno de la comunidad; no tiene las del estado que  antes mencionábamos. (Estas se quedan en las capitales de provincia.)
 
Por eso en las islas que no tienen la capital de provincia se han ido estableciendo las delegaciones insulares, de lo que no tienen por no ser provincia. Faltando en estas delegaciones insulares algunas competencias.
 
En este momento existe en Lanzarote JLT, Del. Insular, juzgados, policía nacional. Etc.
Pero no dan todos los servicios por no ser provincia, de ahí la necesidad de que Lanzarote pueda ser en un futuro lo más próximo posible una provincia más, en la comunidad canaria, que hagaa esta comunidad más rica y más grande, y le dé más peso en el estado español, ante los retos del futuro inmediato.
 
Porque además si Lanzarote fuese provincia la representatividad en el estado español  pasaría de 1 a 4 senadores por Lanzarote  y de ahora 0 a 3 diputados por Lanzarote en las Cortes Generales. Teniendo voz y voto directo de Lanzarote en las decisiones de las leyes estado para conseguir mejoras directas para la isla, con lo importante que hemos visto que esto es.
 
Y para ello no hay que duplicar ninguna administración, ya existe, (delegaciones insulares) hay que cambiar las siglas insular por provincial y dotarlo de atribuciones para sus nuevas funciones.
Y por cierto el coste de hacer que Lanzarote sea provincia será prácticamente cero, y el beneficio para la isla muy grande.
 
Por el número de  habitantes da la talla; por cierto; cuando se creó la provincia de Las Palmas, a principios del siglo xx tenía una cantidad de habitantes similar o menor a la que tiene en la actualidad Lanzarote.
 
Por su particular situación geográfica, también da la talla al ser parte de una provincia a la que no se puede acceder con facilidad. Es una isla dentro de un archipiélago en una Región de Europa Ultra Periférica.
 
Y porque ya está bien que una isla con más recursos más grande se alimente de otra más pequeña sin dejarla crecer, y que de continuar con esta dinámica llegaría al colapso de la misma si no se toman medidas que frenen esta situación de abuso y menosprecio.
 
Por todo ello desde UPLanzarote alzamos la voz para decir “ya es hora de que canarias tenga una provincia más que la haga más grande más fuerte y más rica; y esa provincia es Lanzarote”.
 
Jaime Amoros Cantavella, Secretario de Organización de Unidos Por Lanzarote

Añadir nuevo comentario