El Reportero Anónimo

Alcorques improvisados

6/10/2017
Cuando no se dan las condiciones ideales, si hay que decidir entre plantar un árbol o no plantarlo, la decisión está clara. Plantarlo, toda la vida. Las condiciones ideales se dan muy rara vez, puesto que no suele entrar en las previsiones de quienes toman las decisiones ordenar que se reserven espacios en las calles para los alcorques, muchos y bien amplios para albergar las raíces. Está bien hacer un agujero donde sea, al lado de una acera y entre los coches, que pueden seguir aparcando, y plantar un árbol, porque a base de buenas intenciones se acaba aprendiendo que las calles de Arrecife necesitan 53.728 árboles, y los necesita ya y no dentro de 43 años.
 
Pero lo suyo es que la planificación urbanística incorpore la cultura del árbol a sus proyectos, nuevos o de reforma, en aceras anchas, con alcorques generosos y a cada paso, y donde plantar especies adecuadas a la vida de la ciudad. Todo esto es lo que tratan de mostrar las dos fotos que ilustran esta sección y que nos ha enviado un reportero anónimo, que no entiende, nos dice, cómo es posible que los políticos de Arrecife aspiren a vivir en una casa terrera en el campo, con jardín y árboles, y no se les pase por la cabeza llenar de árboles la ciudad.
 
Contacto de El Reportero Anónimo:
Si quieres hacernos llegar tu foto-denuncia y un comentario, dirígete a www.contacto@biosferadigital.com

Añadir nuevo comentario